fbpx

Vinos, postres y algo más… ¿Tú que le pones a tu Arcón Navideño?

Navidad y las fiestas de fin de año están a la vuelta de la esquina. Es época de dar y compartir lo mejor de nosotros, pero también de intercambiar regalos entre las personas que apreciamos tanto en lo personal como en lo profesional.

También es una época de tradiciones, de sabores  y olores que distinguen a los últimos días del año. Tan tradicional es lo que bebemos y comemos en estos días como algunos de los obsequios que se dan y se  reciben. Esta es una tradición de esas que no se pierden, sobretodo en el ambiente laboral (aunque no exclusivamente): los llamados arcones o canastas navideñas son un tradicional detalle para compartir con familia, clientes y/o trabajadores. 

Pero antes de ver qué le vamos a poner adentro entendamos cómo y de dónde surge esta tradición. 

Origen del arcón

Esta costumbre comenzó en la época de la Antigua Roma, en donde los patrones eran los responsables de armar canastas de mimbre y llenarlas con especias y alimentos típicos de la época como higos secos, ramas de olivo, hojas de laurel, entre otros artículos, siempre acompañadas de un mensaje con buenos deseos. A esta práctica se le conocía como “Sportula” y las canastas eran repartidas con los clientes. Con el paso del tiempo, al llegar fin de año a veces a los esclavos les otorgaban mayor tiempo libre, doble ración, entre otras.

La tradición fue evolucionando hasta llegar a incluir una pequeña cantidad de dinero; se empezó a considerar para los trabajadores un pago especial en dinero o en especie. Es de aquí que se piensa que tuvo su origen el “aguinaldo”.

A más de 1500 años de distancia, el regalo de canastas y arcones navideños no pierde popularidad entre empresas y familias. Siempre es una buena forma de agradecer, tanto a familia, como a clientes y colaboradores los frutos obtenidos a lo largo del año. 

Pero bueno, ya sea que te toque dar o recibir arcones, coincidimos que este tipo de regalos tiene algunas ventajas. Al regalar un arcón, das algo que pueden compartir con los suyos y que pueden disponer de él cuando quieran. Además, suelen ser bien surtidos con lo que das, o bien, recibes más variedad de regalos. Y si eres tú quien tiene que dar o armar los arcones la gran ventaja es que tu controlas el presupuesto, así das regalos equitativos. 

Un arcón navideño puede ser un regalo que dure mucho tiempo, o no tanto, todo depende de nuestro gustos. Los arcones son también una buena oportunidad para probar algunos alimentos que no consumimos normalmente, ya sea porque no los tenemos en nuestra dieta regular, porque su venta está un poco limitada o simplemente porque tenemos dudas de cómo acompañarlos. 

Pero… ¿Qué hay dentro de un Arcón Navideño? 

Claro que si es un regalo único para alguien que conoces o conoces sus gustos podrás adecuarlo mucho mejor. Si piensas darlos como un obsequio general o solo te tocó armar los arcones, ten en cuenta que el Arcón Navideño debe ser útil, la finalidad es que se comparta y que genere experiencias. 

Todo comienza con un buen vino, hoy en día se puede sustituir por algún otro licor, pero la tradición indica que en un arcón navideño debe haber un vino. Como dijimos, la intensión es generar experiencias, así que preferentemente hay que intentar que los alimentos que se incluyan vayan bien con el tipo de vino. 

Los productos Gourmet son otros de los imprescindibles en el arcón navideño, son alimentos que poseen características especiales que resaltan sabores y sensaciones. Considerados como productos de alta calidad son perfectos para maridaje o para degustar de manera individual. 

Como dijimos, los arcones debe ser prácticos. Lo ideal es que los productos incluidos deben ser listos para su consumo o para hacer preparaciones sencillas, como algunas tapas para acompañar el vino. En esta parte del arcón encontramos productos como aceitunas, sardinas, atunes o incluso bacalao que podemos acompañar muy bien con vinos blancos, ahora que si te encuentras con jamón serrano, pimientos o espárragos la opción es el vino tinto. 

Para terminar y como buena experiencia gastronómica no puede faltar el lado dulce, la experiencia del arcón navideño no está completa sin el rico antojo de un postre, galletas, dulces, chocolates o golosinas perfectas para terminar el arcón con algo dulce, que además podemos acompañar con algunas cremas de licor como Baileys o un rico café irlandés.

Ya sea para la familia o tus colaboradores, si estás en la búsqueda de productos para armar tus arcones navideños nuestros amigos de Bodegas Alianza cuentan con una amplia sección de Abarrotes donde puedes encontrar los artículos más esenciales para armar tu arcón navideño, en la sección Delicatessen encontrarás los mejores productos gourmet  y por su puesto para ponerle alma al arcón, una gran variedad de vinos.  

Relacionado: Regalos únicos para los amantes del tequila

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.