fbpx

Cena fácil para compartir con tu persona favorita

Te sacamos del apuro para que vivas una experiencia única este San Valentín.

Para muchos el 14 de febrero no es más que una fecha en el calendario, para otros es la oportunidad perfecta para declarar su amor. Sea cual sea el caso, en esta ocasión te presento una opción rápida de una cena maridaje de 3 tiempos para consentir a tu persona favorita.

Primero, un aperitivo

La idea general de este tiempo es abrir el apetito. El momento ideal para conversar y que después no se te enfríe toda la cena. En este caso no preparas comida, sino un tradicional negroni, acá va la receta:

Negroni

Ingredientes:

Preparación:

En un vaso old fashioned agregar suficientes hielos para que queden rellenan la mitad del vaso, de preferencia que estos sean lo más grande posible. 

Agrega la ginebra, el campari y el vermouth, revuelve suavemente, exprimir ligeramente el zest de naranja sobre el trago y decorar con el mismo. También es posible utilizar una rodaja en lugar del zest. 

Y como queremos seguir con las recetas sencillitas, qué te parece que si a tu persona favorita no le gustan los tragos tan secos, le prepares un Bellini.

Bellini

Ingredientes:

  • 1 caballito Pulpa de durazno
  • Champaña o vino blanco espumoso.
  • Duraznos en octavos.

Preparación:

En una copa champañera agregar el caballito de pulpa de durazno, y con MUCHO cuidado ir agregando el vino hasta dejarlo a ¾.  Es súper importante que se haga lento debido a que puede hacer mucha espuma, si aún no ha quedado bien revuelto, revuelve suavemente.  Como consejo te recomiendo que enfríes un poco la pulpa para que no baje mucho la temperatura del vino al preparar.

¿Y si quiero algo para acompañar los tragos de entrada?

Si andamos muy necios con aquello de que quieres comer también una entradita, la opción que te ofrezco es unos panes con quesos. 

En el caso del Negroni, te recomiendo un pan campesino o baguette delgado con un poco de queso azul. Verás que la explosión de sabores los dejará igual que Emile, el hermano de Remy (el de Ratatouille, no el de la caricatura ochentera donde al parecer todos se la pasan sufriendo). 

Para el caso del Bellini, puede ser un pan con un poco de queso de cabra natural y nueces; esta combinación va a resaltar la parte cremosa del queso con un toquecito dulce y cierto frescor. 

Plato principal

Pasemos entonces al plato principal, tal vez sientas que es muy rápido, pero recuerda que es cena y que debe ser ligera para que no les de el famoso “mal del puerco” y quieran dormir en vez de convivir.

Para este tiempo te sugiero una pasta en salsa de vodka, ya que esta salsa no solo es de tomate sino también es cremosa, lo que hace que puede complacer a más paladares.

Penne alla vodka.

  • 1 diente de Ajo.
  • ½ Cebollín.
  • ½ Cebolla.
  • 3 cds. Aceite de oliva.
  • ½ lata Tomates sin piel.
  • 2 Tomates frescos en cubos.
  • 1 cdita. Pimienta molida.
  • ¼ taza Crema de leche.
  • ½ taza Vodka Smirnoff.
  • ½ cdita Harina de trigo.
  • Queso parmesano rallado.
  • Sal

Preparación 

  1. Calentar una sartén, agregar el aceite de oliva y cocinar el cebollín, la cebolla y los ajos, por unos 5 minutos.
  2. Añadir los tomates enlatados previamente aplastados, los tomates naturales, la sal y la pimienta. Mezclar y cocinar a fuego medio por unos 10 minutos para que se desmoronen.
  3. Añadir el vodka, la crema de leche y cocinar 5 minutos más, revolver constantemente para evitar que se queme. Si la salsa no espesa, añadir la harina formando una pasta muy gruesa con un poco de agua. Esta salsa de vodka se hace en tiempo récord y sabe muy bien. Cocinar pasta preferiblemente corta, y listo, servir. 
  4. Espolvorear un poco de queso parmesano.

Para esta pasta recomiendo un vino con un poco de carácter por lo que los vinos blancos jóvenes o rosados no serían mi primera opción.  Yo me inclinaría más por un vino tinto Chianti Ruffino, puede ser un buen maridaje ya que sus notas especiadas, ligeramente frutales y su cuerpo medio, pueden ayudar a redondear los sabores. 

Nos acercamos a la recta final, para esta creo que siguiendo un poco el cliché de una cena para el 14 de febrero recomiendo que busques algunas trufas de chocolate o unas fresas cubiertas, con este lo ideal sería un bourbon o un oporto en este caso un Tawny quedaría increíble, ya que este vino es una de las mejores opciones si se trata de maridar chocolate, debido a la presencia de especias y madera. Que si lo tuyo no son las trufas, pero sí un pastel, aun estás a tiempo de correr a la tienda y comprar desde un tiramisú hasta un pastel selva negra. O si tampoco es lo tuyo los tragos directos, otyra sugerencias es un carajillo.

Carajillo

Ingredientes:

  • 1 tza. Espresso.
  • 1 caballito Licor 43
  • Hielo

Preparación:

En un vaso old fashioned o copa coñaquera servir 3 cubos de hielo grandes, agregar el licor del 43 y el espresso. Si quieres que se vea la división entre el licor y el café, este último hay que vaciarlo lentamente.

Como ves, la idea de los maridajes puede ser muy sencilla, solo se trata de identificar los sabores que te gusta y armonizarlos con algo que exista en los dos, tanto en el alimento como en el platillo.  Por lo que espero que puedas vivir en su máximo esplendor lo que yo llamo la experiencia Emile.

Relacionados: Tragos para encender tu San Valentín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.