fbpx

Clericot: un gran compañero en cualquier celebración

Clarete, Clericot o Clericó son algunos de los nombres que se le dan a esta bebida alrededor del mundo.

El coctel ideal para servir en nuestras próximas reuniones debe cumplir algunos requisitos, debe ser delicioso, rendidor, clásico y que contenga todos los sabores de invierno. La respuesta es simple: Clericot.

El origen de esta bebida se remonta a la época en la que el Imperio Romano se apoderó de Francia y Gran Bretaña, lugar en el que dominaban los celtas.

Cada 31 de octubre los celtas celebraban a Samahin, caballero de la muerte celta y lo hacían bebiendo vino tinto con frutas remojadas.

El nombre

El nombre clericot es parte de la modificación que le dieron al nombre de la taza clarete, esto tras la llegada de los ingleses a América, principalmente a países como Argentina, Uruguay y Paraguay.  

Existen regiones de Sudamérica donde se le llama clericó.

La mezcla

La mezcla original del clericot incluye vino tinto y frutas, primordialmente frescas, aunque depende la época del año en la que se sirva se recomienda prepararlo con frutas de temporada.

Los vinos que pueden utilizarse para su preparación con vino blanco chardonnay o Sauvignon Blanc, vino rosado o Champagne, así como unas hojas de menta para la elaboración.

Las variedades

En Shakeadito sabemos que en gustos se rompen géneros y por ello hemos creado para ti las versiones más deliciosas de clericot para estas fiestas.

Clericot Tradicional

Ingredientes:

Preparación:

Lava, pela y corta todas las frutas en cubos pequeños, colócalos al fondo de una jarra de fondo amplio y exprime los tres limones, agrega agua mineral, vino tinto y jarabe natural, mezcla y reserva en el refrigerador.

Clericot Navideño

Ingredientes:

  • 1 l de vino blanco espumoso Riunite
  • 1 taza de jugo natural de arándano
  • 1 taza de agua mineral
  • 1 manzana verde
  • ¼ de taza de azúcar
  • ¼ de taza de frambuesas
  • ¼ taza de moras
  • 1 naranja
  • Hojas de romero

Preparación:

Corta las manzanas y la naranja en cuadros, en una jarra con fondo amplio agrega ambas frutas y las hojas de romero, agrega vino blanco, jugo de arándano, azúcar y agua mineral, mezcla y coloca en el refrigerador hasta la hora de servirlo.

Clericot sin vino, para los peques

Ingredientes:

  • 1.5 l de agua
  • 1/3 de taza de azúcar
  • 1 taza de zarzamoras
  • 50 g de flor de Jamaica
  • 1 taza de fresas picadas
  • 1 taza de blueberries
  • 1 taza de frambuesas

Preparación:

Hierve el agua y añade la flor de Jamaica, deja hervir unos segundos, cuela y deja enfriar. En una jarra con fondo amplio coloca zarzamoras, blueberries, fresas y frambuesas, vacía el agua de Jamaica y mezcla,  sirve con hielos.

Clericot Pink

Ingredientes:

Preparación:

Coloca  los cubos de fresa y manzana en una jarra de fondo amplio, agrega vino rosado, refresco de limón, jugo de toronja, ginebra, Aperol y las dos cucharadas de azúcar poco a poco, mezcla todo y deja reposar, sirve en vasos fríos o agrega hielo.

Clericot con Vino Blanco – Versión Invernal

Ingredientes:

Preparación:

Lava las frutas y córtalas en cuadros pequeños, colócalas al fondo de una jarra con fondo amplio, agrega refresco, el agua mineral, jugo de limón, vodka, jarabe natural y el vino, mezcla perfectamente y conserva en el refrigerador hasta la hora de servirlo.

Elije tu favorito y cuéntanos cuál fue tu versión favorita.

Nota relacionada: 5 cocteles con vino espumoso para darle un toque elegante a tu cena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.