fbpx

¿Cómo saber qué destilado elegir según tus gustos?

Una pequeña guía para explorar el mundo de los destilados.

Cuando te encuentras en la difícil y tentadora decisión de elegir algo para beber, no siempre tenemos mucha idea de lo que nos gusta y tendemos a irnos por modas o recomendaciones del mesero (las cuales no siempre van a ser muy atinadas). Es por ello que te dejamos una pequeña guía para que empieces a explorar el mundo de los destilados.

Lo primero que te recomendamos es pensar cuáles son los sabores que te gustan más.

Cítricos

Para los sabores complementarios el de los cítricos es mucho más fácil de mezclar, ya que por lo regular la mayoría de los cocteles tendrán un poco de acidez, esta acidez es necesaria para balancear el trago y sea mucho más fácil de beber. Los podemos encontrar en coctelería principalmente a base de ginebra, mezcal, vodka, tequila. Es más común que el sabor corazón o principal sea cítrico si el destilado no ha pasado por barrica. Como por ejemplo una tradicional paloma.

Tropicales

Al igual que los sabores cítricos suelen ir con vodka, ginebra, mezcal o hasta ron. En este ultimo caso es más por la parte dulce como melaza del ron que por el sabor a maderas.  Por eso la famosa piña colada es un must en coctelería.

Maderas: Los cocteles amaderados se centran más en el destilado o en el bitter que en los mezcladores, por en este caso tienden a ser de sabores secos y rara vez con toques dulces más allá de buscar el balance. Uno de sus clásicos es el negroni. 

Frutillas

La mayoría de estos cocteles se enfocan en sabores agridulces, acompañando con frutas como la fresa, frambuesa o en general cualquier tipo de moras. Los más comunes se elaboran con vodka o ginebra, aunque puede haber sus excepciones con whisky, como un whisky sour de fresa, o un clásico de clásicos un daiquirí de fresa.

Florales

Aunque son pocos los cocteles cuyo corazón sea flores si los llega a haber, se pueden hacer agregando directamente flores a la mezcla o licores florales. Estos últimos se enfocan en 4 flores principalmente rosa, violeta, lavanda y sauco. La base de estos suele ser vodka, ginebra o ron blanco. Debido a que son una combinación el sabor floral no será tan predominante, pero en general serán cocteles suaves y dulces.

Herbales

Debido a la gran variedad de hierbas aromáticas que pueden emplearse, las bases para estos cocteles pueden ser súper amplia. Podemos ir desde un ginebra con pepino y romero que será de sabor predominantemente seco, pasando por un mojito con ron añejo dulce hasta llegar a un mint julep con bourbon, que también es de perfil dulce.  Dependiendo de que hierba nos guste más, por ahí será el perfil final.

Aunque no es reglamentario probarlos en coctelería, en muchas ocasiones es más fácil beberlos mezclados. Pero digamos que si partimos del purismo los sabores y gustos que podemos encontrar son:

Vodka

Es de un sabor sumamente neutro. Es por ello que suele utilizarse mucho como destilado complementario o con frutas o hierbas muy intensas. Tiende a tener un final seco.

Ginebra

Con más sabor debido al uso de botánicos que el vodka no posee, suele ser también de final seco.

Bourbon

Con barrica y marcadas notas a melaza, este destilado suele ser de final ligeramente dulce.

Ron

De marcado sabor dulce, el retrogusto variará mucho dependiendo el estilo de ron que sea, ya que si es blanco sólo tendremos la sensación cálida y dulce del alcohol, pero nada de especias. 

Tequila

De final dulce, gracias a ello es uno de los destilados que es más común de beber derecho (es decir solo).

Mezcal

A diferencia del tequila, el mezcal suele ser de final seco y la sensación de alcohol es mucho más predominante.  Algunos suelen ser muy ahumados.

Brandy

Por su origen tiende a ser de retrogusto dulce y acaramelado, suele ir bien solo aunque también se acostumbra con sodas.

Whisky 

Dependiendo del estilo suele ser un poco más seco y amaderado, suele tomarse solo, con un cubo de hielo o mezclado para los menos puristas.

Encuentra los mejores destilados en este enlace.

Lo mejor es ir identificando cuales sabores nos gustan más, hay que recordar que ninguno es mejor que otro. Todos tienen características diferentes y eso es lo interesante de los gustos, que cada bebida nos sabrá diferente dependiendo de la preparación y hasta de con quien estemos. 

Así que no hay pretextos para empezar a probar diferentes combinaciones y salir del típico trago desarmador, con el que no lo niegues seguro empezaste tu camino hacia la degustación de alcohol.  Digamos que es una combinación que no falla, pero que, si tienes curiosidad, sería bueno que expandieras tus horizontes y probaras nuevas combinaciones. 

Relacionado: ¿Cómo empezar una cata de vinos en pocos pasos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.