fbpx

Copa, tarros o vasos… ¿Tú cómo tomas tu trago? 

Para la experiencia completa, el vaso también hace al trago.

Más allá de las preferencias personales y que podamos seguir tomando nuestra bebida favorita en vaso rojo de plástico, los expertos del mundo de los vinos y licores coinciden en que para degustar una bebida a plenitud se necesita un tipo de recipiente concreto. El material, el color, la forma, el peso o el tamaño pueden afectar la percepción del aroma y sabor, favoreciendo o perjudicando su disfrute.

Las copas, vasos, cristalería en general son esencialmente utensilios muy básico del que existen infinidad de variantes, pero hay que tener claro un cosa, la cristalería de bar da personalidad a tu barra y la cristalería para coctelería da personalidad a las bebidas, ya sea por diseño, estilo, moda o practicidad, todo tiene una razón de ser. Hoy generalmente nos dejamos seducir por el diseño pero, ¿los usamos correctamente? ¿Qué tipo de vaso es mejor para cada bebida?, cada pieza de una cristalería tiene un determinado tamaño y un uso apropiado para cada tipo de bebida. 

¿Cómo influye el diseño en la bebida?

Anatomía de un vaso o copa:

Si la elección de la vajilla puede influir en cómo percibimos la comida, al menos a la vista, el vaso o copa juega un papel aún más crucial en la degustación de una bebida. Sus características físicas pueden afectar a la percepción a la vista pero también al propio sabor y los aromas.

Antes de lanzarnos a elegir dónde serviremos trago, hay que repasar las partes esenciales que conforman un recipiente destinado a contener bebidas.

  • Pie o base: Cualquier recipiente necesita una base sólida sobre la que sostenerse por sí misma. En el caso de las copas se prefiere hablar de pie.
  • Tallo o pierna: Esta distingue a las copas de los vasos y tazas; puede ser más largo o corto, fino y elegante o más grueso, incluso hay copas que presentan el tallo hueco para contener parte de la bebida. El tallo permite sujetar la copa sin calentar la bebida con el calor de las manos.
  • Cáliz o cuerpo: Es realmente la parte que contiene y donde se sirve la bebida. En el caso de los vasos, jarras y copas, supone la casi totalidad del recipiente. Los hay más estrechos y más anchos, rectos y cilíndricos o de perfil curvado, anguloso, etc. La forma interna puede afectar al desarrollo del sabor y los aromas de la bebida o en la liberación del gas carbónico. El grosor afecta a la temperatura y a la sensación que produce al sujetar el vaso o copa.
  • Boca: Es la abertura por donde se sirve y se bebe. Influye en la creación y soporte de la espuma, la liberación de los aromas, el escape de las posibles burbujas, la pérdida de temperatura y la expansión del sabor en boca.
  • Labio o borde: Influye en cómo interactúa la boca y el paladar con el propio vaso o copa y puede afectar a las sensaciones del gusto o ayudar a liberar mejor los aromas a la hora de beber.  
  • Asa: En el caso de las jarras y determinadas tazas, el asa permiten un agarre sólido y firme sin tener que tocar el cuerpo, evitando así calentar el recipiente y la bebida.

Además de darle estética y personalidad a nuestra bebida como lo dijimos, el objetivo principal es potenciar sabores y aromas de nuestras bebidas. Los aromas son sustancias volátiles que se evaporan al contacto con el aire, y dependiendo el tipo de bebida puede interesar el concentrarlas o expandirlas. Un cuerpo ancho que se estrecha en boca facilita el desarrollo más pausado de los sabores; si es alto y estrecho es perfecto para el desarrollo carbónico; una boca ancha libera rápidamente los aromas, etc.

En un bar es indispensable una buena variedad de cristalería, existen 9 tipos de ella, pero ya tendremos oportunidad de hablar de ello, ahora nos concentraremos los básicos, esas copas y vasos que no pueden faltar en tu barra y en los cuales podrás preparar casi cualquier cóctel o servir cualquier bebida.

Tipos de vasos

Vaso Highball o Collins

Estos vasos son los más versátiles y los más comunes, el clásico para las cubas, vaso delgado y alto generalmente circular 

Tarro de cerveza

De manera personal no hay nada mejor que un tarro, aunque con el auge de las cervezas artesanales y la expansión de tantas variedades, la manera de presentarlas ha crecido de igual manera, pero ya sea un tarro, una jarra o copa, lo ideal es que la boca pueda contener la espuma y que el cuerpo facilite el desarrollo de las burbujas y la misma espuma.     

Copas para vinos

El caso de los vinos es quizá el área en donde más énfasis se hace al tipo cristalería que se utiliza en el servicio, ya que existen copas distintas casi para cada tipo de vino. Si se tiene la oportunidad de tener tanta variedad es ideal pero si por temas de presupuesto o espacio hay que escoger te recomendamos dos tipos de copas. 

En el mundo del vino la vista es un detalle muy importante, por lo que nuestras copas siempre deberán ser de cristal transparente, y en cuanto a la forma las copas tipo Burdeos funcionaran para vinos tintos y blancos, mientras que las tipo flauta para los espumosos son las más comunes.

Vaso Old Fashioned

Es el vaso simple con el que empezó a servirse el considerado también primer combinado de la historia, el old fashioned de whisky y angostura. Un vaso corto, de base plana, sin tallo, perfecto para servir bebidas frías con o sin hielo, el trago más icónico que se sirve en este vaso es el whisky en las rocas.

Shots o caballitos 

Por todos conocidos e indispensables en una barra, es un vaso pequeño normalmente de 1-2 oz, que se utiliza para tomar licores solos o preparados de manera directa. 

Hasta aquí son los indispensables, pero si quieres y puedes darle algo más de personalidad a tu barra podemos agregar dos tipos más: 

Las copas tipo globo, cáliz, tulipa o snifter son una gran opción. Con tallos cortos, cuerpos anchos, boca generosa y perfil curvado, todas estas copas derivan del diseño de la snifter, típica copa para servir brandy o cognac.

La copa cóctel o martinera es una más de las clásicas, perfecta para los martinis, manhattans y otras bebidas clásicas que generalmente no llevan hielo. 

Las opciones en cristalería son tan grandes como la variedad de bebidas, si buscas renovar o ampliar tu colección de cristalería para surtir esa barra o simplemente para servir a tus invitados un trago correcto desde la vista, aquí encontrarás una gran variedad de diseños clásico e innovadores de cristalería.  

Ademas de ayudarnos a disfrutar nuestras bebidas favoritas  a plenitud, no olvidemos que la cristalería le da imagen, presencia y personalidad a cada trago.

Relacionado: ¿Cómo eliges tu trago?

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.