fbpx

El Brunch: ¿Quién dijo que es demasiado temprano para beber?

Para muchísimas personas, las mañanas comienzan con un buen café, pero hay otros tantos a quienes no les importa cambiar su café mañanero por una copa de prosecco o un trago ligero. 

Sabemos que los cócteles son los mejores compañeros para disfrutar de una tarde después del trabajo o para disfrutar con amigos ya bien entrados en la noche. Sin embargo, los cócteles no tienen porqué ser reservados exclusivamente  para las últimas horas del día, podemos ampliar esta franja horaria tanto como queramos y tomarlos incluso en el desayuno. Sí, en la primera comida del día los cócteles pueden ser buenos y deliciosos aliados.

El Brunch

Un buen pretexto para juntarse con amigos en un ambiente más relajado, también un momento para comer variado y ¿por que no? Ponerle un toque atrevido con algunos tragos que nos pueden ir poniendo en ambiente a comienzos del día. Estas son algunas características de lo que muchos conocen como el “Brunch” un término que proviene de la conjunción de dos palabras en inglés: el breakfast y el lunch, si lo traducimos a  nuestro español sería algo así como el almuerzo, un horario de comida que oscila entre las 11 y 12 del día, una buena hora para comenzar a probar algunos cócteles claro que si. 

Ahora si nos apegamos a lo se refiere el termino y la tradición del brunch en otros países, suele ser o llevarse a cabo en fin de semana, cuando por lo general nos levantamos mas tarde, ahora que si hay alguien que quiere comenzar en lunes es decisión de cada quien.  

Cócteles para el Brunch

MIMOSA

Es uno de los cócteles más tradicionales para el Brunch, suavecito y con poco alcohol. 

Aunque su origen no está muy claro se dice que se creó en el famoso Hotel Ritz de París en 1925. Sin embargo, otros aseguran que es una variación del cóctel Buck’s Fizz, que fue elaborado en Londres en 1921. De cualquier manera es siempre la estrella del Brunch.

Preparación:

La Mimosa es sencillo: jugo de naranja y vino espumoso, de preferencia champagne o cava. Mezclamos los ingredientes en una copa flauta y decoramos con una rodaja de naranja.  Buen digestivo.

BLOODY MARY

El Bloody Mary es uno de los cócteles más conocidos y clásico para las crudas, también es bueno como aperitivo. Cuenta la leyenda que este coctel fue creado en el año 1921 por un conocido cantinero llamado Ferdinand Pietot, mejor conocido como “Pete” en el aclamado Harry’s New York Bar de París. 

Una versión del nombre dice que a un cliente le recordaba una camarera de Chicago a la que apodaban Bloody Mary por su carácter. Otra versión nos cuenta que está inspirado en la Reina María I de Inglaterra, María Tudor conocida como Bloody Mary por la dura represión que ejerció sobre el pueblo anglicano.  

Preparación: 

Es una mezcla de vodka, jugo de tomate, sal y pimienta negra, unas gotas de salsa de tabasco y jugo de limón. Un levanta muertos para muchos.

BELLINI

Muy suave y con bajo contenido de alcohol para no preocuparse de tomarlo en las primeras horas del día. El famoso Bellini, un cóctel creado en 1948 por Giuseppe Cipriani en Venecia (Sí el mismo nombre que el bar de París, una historia que contaremos después), y que recibió su nombre en honor a el pintor veneciano Giovanni Bellini, pues a Cipriani el tono rosado que tomaba el coctel por los duraznos que se utilizan para prepararlo le recordaban las obras del artista italiano. 

Preparación:

Facilito, Vino espumoso (de preferencia prosecco) mezclado con puré de durazno fresco servidos en copa flauta.

MICHELADA

Ya le dimos el toque chic al Brunch, pero no podemos dejar de lado lo nuestro, y es que en esos momentos de resaca cuando te levantas un poco tarde de la fiesta del día anterior, una de las cosas más revitalizantes es una buena michelada, y si se acompaña con barbacoa estás en la gloria. Esta sería una versión mexicana del Brunch.

Preparación: La clásica con jugo de limón, sal y chile piquín o tajín en un tarro escarchado. De ahí todas las demás creaciones con salsas, picantes y hasta dulces. 

Relacionado: Remedios para la cruda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.