fbpx

El mundo de los jarabes para la coctelería

Usa estas recetas para darle más vida a tus tragos.

Si alguna vez hemos tenido la curiosidad de diseccionar los componentes de un coctel, podemos llegar a una conclusión simple: poseen un destilado (fuente de alcohol principal), un mezclador (ya sea un jugo, una soda, o incluso a veces un vino de relativa baja graduación), un componente aromático (hierbas, frutas y/o especias), un componente que aporte acidez (suelen ser jugos de cítricos) y por último y no menos importante un componente que aporte dulzor (siropes, frutas, mieles, incluso a veces hasta azúcar). Y es justamente de este último ingrediente del que hablaremos hoy. 

Si bien el azúcar no fue el primer ingrediente dulce que se conoce, ya que para que este producto pueda obtenerse requiere de un proceso de transformación; el dulce siempre ha sido tza. de nuestra dieta. Y pues es que digamos que en la naturaleza no existe nada dulce que sea venenoso (tú no pareja no cuenta), así que tendemos a relacionar incluso la palabra dulce con momentos o características agradables. 

El sirope o jarabe como más comúnmente le decimos en México, es una mezcla de azúcar y agua, el cual tiene una consistencia ligeramente espesa y viscosa, que se utiliza tanto en la repostería como en bebidas.  Esta palabra se puede rastrear hasta la época de las cruzadas en el Medio Oriente, ya que los cruzados comenzaron a consumir una bebida que se llamaba chárab, la cual poco a poco se fue convirtiendo en jarabe.

Existen diversos tipos de jarabe, los hay de azúcar de caña, de maple, de agave, de arroz, de maíz, de sorgo o incluso de la misma miel. 

Existen diversas recetas para la elaboración de un jarabe de azúcar, aquí te dejamos algunas de ellas para que dejes volar tu imaginación y puedas darle a cualquier coctel ya sea con alcohol o sin él, un toque más especial.

Empecemos con las recetas base, hay 2 tipos de jarabe natural el simple y el concentrado.

Jarabe simple 1:1

Ingredientes:

  • 1 tza. de Azúcar blanca refinada
  • 1 tza. de Agua

Elaboración:

En una ollita fuego medio poner el agua y el azúcar, remover constantemente hasta que esté bien disuelto. Ya que haya roto el hervor, retirar del fuego y dejar enfriar. Guardar en un frasco o botella de vidrio, previamente desinfectada.

Jarabe concentrado 1:2

Ingredientes:

  • 2 tzas. de Azúcar morena
  • 1 tza. de Agua 

Elaboración:

En una ollita a fuego medio, mezclar el azúcar y el agua; revolver hasta que la mezcla este perfectamente homogénea y el azúcar se haya disuelto por completo.  Esperar a que rompa hervor, y retirar del fuego, dejar enfriar y guardar en un frasco de vidrio o botella, previamente esterilizada.

Jarabe de romero y miel

  • 1 tza. de Agua
  • 1 tza. de Miel de abeja
  • ¼ tza. de Romero fresco

Elaboración:

En una ollita a fuego medio, mezclar la miel y el agua; revolver hasta que la mezcla este perfectamente homogénea y la miel se haya incorporado por completo. Picar finamente el romero y agregar a la mezcla.  Esperar a que rompa hervor, y retirar del fuego, dejar enfriar y colar, guardar en un frasco de vidrio o botella, previamente esterilizada.

Jarabe pumpkin spice

  • 1 tza. de Agua
  • ½ Varita de canela
  • 2 piezas de Pimienta gorda
  • ½ Anís estrella
  • 1 Clavo de olor
  • Ralladura de nuez moscada
  • 1 zest de Piel de naranja

Elaboración:

En una ollita a fuego medio, mezclar el azúcar y el agua; revolver hasta que la mezcla este perfectamente homogénea y el azúcar se haya disuelto por completo.  Esperar a que rompa hervor, y agregar las especias y la piel de naranja, dejar hervir por un par de minutos y retirar del fuego, dejar enfriar y colar, guardar en un frasco de vidrio o botella, previamente esterilizada

Jarabe de naranja y cardamomo

  • 1 tza. de Azúcar blanca refinada
  • 1 tza. de Agua
  • 1 cda. de Semillas de cardamomo
  • 1 pza. de Piel de naranja, sin la parte blanca

En una ollita a fuego medio, mezclar el azúcar y el agua; revolver hasta que la mezcla este perfectamente homogénea y el azúcar se haya disuelto por completo.  Esperar a que rompa hervor, y agregar las semillas de cardamomo (estas deben de estar sin cáscara y ligeramente machacadas) y la piel de naranja, dejar hervir por un par de minutos y retirar del fuego, dejar enfriar y colar, guardar en un frasco de vidrio o botella, previamente esterilizada.

Esperamos que este mini recetario de jarabes naturales e infusionados te sean de utilidad, como recomendación siempre es mejor guardarlos en el refrigerador, con los debidos cuidados de higiene te pueden durar un poco más de dos meses. Los puedes usar tanto en tus cocteles, como bebidas refrescantes o incluso en repostería. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.