fbpx

Entre cerveza y whiskey para celebrar el día de San Patricio

El Día de San Patricio es una celebración que Irlanda le regaló al mundo, cada 17 de marzo calles, plazas y sobre todo bares se pintan de verde para una de las celebraciones más populares. Una fiesta reconocida por las grandes cantidades de whiskey y sobre todo de cerveza que se consumen, pero que no siempre fue así. Ahora, antes de llegar a eso comencemos por saber quien fue San Patricio.

San Patricio

San Patricio fue un misionero católico que se convirtió en el santo patrón de Irlanda y se le considera como el introductor del catolicismo en la Isla de Irlanda. Pero su historia tiene algunas curiosidades, de entrada no era irlandés, era de nacionalidad escocesa y su verdadero nombre era Maewyn Succat, se cree que nació en el año 387, y decimos se cree porque como suele pasar en estas historias tan antiguas muchos datos son algo difusos.

Cuenta la historia que apenas siendo un niño fue raptado y vendido como esclavo, durante algunos años  trabajó como pastor en los campos de Irlanda donde aprendió el idioma y la cultura de la región hasta que logró escapar a tierras francesas y ahí comenzó sus estudios como sacerdote cristiano.

Una vez concluida su preparación regresó a Irlanda con intención de convertir a los habitantes de la región al catolicismo, a él se le atribuye el uso del trébol de tres hojas para explicar la santísima trinidad. Entre otras hazañas, también se le recuerda por haber liberado a la isla de las serpientes, un mito nacional muy conocido. 

San Patricio murió el 17 de marzo del año 461 en Saul, Downpatrick, en Irlanda del Norte. Él fue considerado oficialmente como el santo patrón de Irlanda en 1780. Y la fiesta del Día de San Patricio se convirtió en una fecha emblemática para los irlandeses. 

Una Celebración Religiosa 

La fecha del 17 de marzo como una celebración era en un principio reservada para las autoridades religiosas, para conmemorar el aniversario luctuoso del Patrono de la isla. La celebración estaba reservada exclusivamente para los religiosos desde 1780, hasta que a principios de 1900 se volvió una festividad pública.

Dado que en el origen de esta celebración las prácticas religiosas eran un poco más estrictas que ahora, durante la fecha del 17 de marzo día de San Patricio, los católicos irlandeses se encontraban en plena época de Cuaresma. Recordemos que la Cuaresma son los 40 días previos a la Pascua cristiana que van desde el miércoles de Cenizas hasta el domingo de resurrección.

Durante este período de cuarenta días muchos católicos realizan ayunos o restricciones en sus comidas y especialmente en el consumo de bebidas alcohólicas. Sin embargo durante las celebraciones del Día de San Patricio era permitido romper este ayuno, esta es una de las causas por las cuales, en sus orígenes, el día de san Patricio se asoció con el consumo excesivo de bebidas alcohólicas, pues los fieles aprovechaban este “permiso” para beber todo el whikey y especialmente cerveza que no habían bebido en los días previos.

Día de San Patricio, una Celebración Global

Durante la primera mitad del Siglo XIX, casi dos millones de personas abandonaron Irlanda, muchas de ellas debido a las malas condiciones de vida. Todavía más gente les siguieron en el siglo XX para reunirse con familiares y escapar de la pobreza y el desempleo que sufrían. Una vez establecidos, encontraron nuevas formas de celebrar su identidad irlandesa en sus nuevos hogares. Los irlandeses de América transformaron rápidamente el 17 de marzo en una celebración comercial. 

Y es que es precisamente en Nueva York donde se celebra el desfile más grande de esta fiesta, que aunque en estas dos últimas ediciones no a sido posible por las razones que todos conocemos, normalmente es un evento que reúne a miles de personas. 

Otro de los desfiles mas llamativos es el de la ciudad de Chicago, en donde literalmente tiñen el río de de verde. Comenzaron a hacerlo en 1961 vertiendo un colorante verde al río, pero duraba más de una semana, después mejoraron la técnica y el tinte que usan al día de hoy dicen que es de origen vegetal, esperemos que así sea.

¿Por qué verde? 

Usar el color verde se vuelve de forma casi obligatoria durante los festejos, aunque si somos estrictos el color debería ser el azul, pues era el color de la orden a la que pertenecía San Patricio, pero el verde a conquistado esta fiesta, hasta la cerveza se volvió verde, haciendo alusión a los tréboles que el mismo San Patricio utilizaba como ya dijimos, y estos simbolizaban también el movimiento independentista irlandés, y además de ser el color de la suerte y la primavera. Así que si quieres celebrar San Patricio como se debe el accesorio de color verde no puede faltar. 

¿Que vamos a tomar en San Patricio?

Lo más clásico para brindar en San Patricio es cerveza o whiskey irlandés, de la primera si quieres entrarle a la tradición tiene que ser una Guinness, se calcula que en una celebración normal de este día se  venden 13 millones de pintas (unos vasotes) de esta cerveza en el mundo, si te gusta más el whiskey la recomendación es Bushmills o Jameson.

Lo más normal sería celebrarlo en un PUB con fanáticos de esta fiesta, pero dadas las circunstancias, si vas a reunirte en casa con algunos amigos y quieres darle otro toque a la celebración te dejamos algunas sugerencias para beber algo diferente pero tradicional. ¡Sláinte! 

Leprechaun

Leprechaun o bebida de los duendes, se prepara con la mezcla de partes iguales de licor de durazno y Blue Curaçao, y rellenar con jugo de naranja. La combinación de amarillo y azul le dará el color verde, característico del Día de San Patricio.

Terciopelo Negro

Es un coctel clásico preparado con cerveza Guiness que tradicionalmente se bebe en San Patricio. Los ingredientes son: una parte de Guinness y dos partes de Champagne. Se vierte la parte de Guinness en una copa de champán fría y a continuación con mucho cuidado se le añaden las dos partes de champagne, para que no se mezclen.

Café irlandés

Un clásico que no se puede quedar fuera de esta celebración que, aunque no es del color verde, es una bebida muy irlandesa. Para prepararla deberás hacer un café fuerte, al que añadirás whisky, azúcar y crema de nata batida.

Relacionado: El whiskey de la destilería más antigua del mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.