fbpx

Granadina, el toque dulce y de color para los cocteles tropicales

Un producto que no puede faltar en tu barra.

De dulce sabor e inconfundible tono rojizo, la granadina es un miembro indispensable en cualquier barra de bar y uno de los complementos más conocidos en el mundo de la coctelería. Seguro te habrá tocado probar algún trago con el dulce toque de la granadina, pero, ¿qué es? ¿Cómo se hace? Y, ¿para qué sirve? Bueno, lo veremos enseguida…

¿Qué es la granadina?

Comencemos por saber que es un tipo de jarabe o sirope, muy frecuente en la coctelería, pero también puede usarse en postres u otro tipo de alimentos. Como todos los jarabes, el origen de esta bebida se remonta al Oriente Medio. Los jarabes son otra de las preparaciones que los árabes le regalaron al mundo, y que mucho de antes de descubrirse el azúcar se elaboraban con miel como una forma de conservar jugos de fruta durante todo el año.  

La granadina es un concentrado del jugo de la granada con mucha azúcar, no contiene alcohol, pero por su fama dentro del mundo de los licores muchas veces se confunde con un licor más. Pero la granadina no sirve únicamente para los tragos, como no tiene alcohol, muchas veces se utiliza para preparar mocktails para los niños, o en helados y postres   

¿Qué aporta la granadina?

Seguro que todos los bartenders conocen y han utilizado alguna vez este fantástico jarabe o sirope. Ingrediente de muchos cócteles, la granadina es comúnmente utilizada para darle color a preparaciones tropicales, su brillante tono rojizo contrasta con los tonos amarillos de futas tropicales como mango y piña.  

En cuestión de sabor, la granadina tiene un gusto muy distintivo, el auténtico sabor de la granada es agridulce y afrutado, y como buen jarabe aporta la nota dulce que ocupa todo coctel. 

Formas de preparar granadina

Existe una gran variedad de marcas de granadina con incluso algunos ingredientes extras además de la granada o elaboradas con distintos endulzantes, pero si te gustan las preparaciones caseras te tenemos un par de recetas:

Sin cocción

Comenzamos con el método express o en crudo. Para esta versión necesitamos jugo de granadas, lo ideal sería obtener jugo natural de granada, pero puedes utilizar el que viene en tetra pack sin azúcar que venden en el supermercado. Ya con el jugo de granada lo mezclamos con jarabe natural (agua y azúcar a partes iguales) en relación de 3 a 1, tres partes de jugo por una parte de jarabe natural, y listo. Ya tienes granadina que hay que guardar en un envase hermético.

Con esta versión, la granadina es mucho menos espesa, no llega a tener la consistencia de jarabe en realidad, aunque el sabor es mucho más fresco y frutal, sobre todo si exprimiste granadas frescas. 

Con cocción

El otro camino es el método tradicional para preparar un jarabe. Necesitamos 250 ml de jugo de granada y ½ taza de azúcar. Ahora solo hay que mezclar el azúcar y el jugo en una olla pequeña y calentamos, luego revolvemos a fuego medio durante unos 15 minutos aproximadamente. Tendrá que ir tomando una consistencia espesa a medida que se va reduciendo.

Una vez que haya enfriado puedes guardarla refrigerada por hasta dos semanas. Con este método sí obtienes la consistencia de jarabe, pero el sabor es menos frutal, pero de igual manera podrás utilizarla en tus cocteles favoritos.

Ahora, ya sea que prepares tu propia granadina o que compres tu marca favorita aquí estamos para darte ideas para utilizarla, como recomendación te podemos decir que va muy bien en cocteles frescos y tropicales, como ejemplo tenemos dos clásicos:

Tequila Sunrise

  • 60 ml de tequila
  • 90 ml de jugo de naranja
  • 20 ml de granadina
  • 1 rodaja de naranja
  • 1 cereza

Llenamos un vaso alto con mucho hielo, agregamos el tequila, el jugo de naranja y revolvemos bien, agredamos la granadina lentamente y esperamos a que baje y se decante en el fondo, decoramos con una rodaja de naranja y una cereza.

Orange Crush 

Colocar dentro de un vaso abundante hielo, añadimos los licores y el jugo de naranja, revolvemos suavemente e incorporamos la granadina 

Para recordar que se trata de una bebida no alcohólica a pesar de su fama en las barras de los bares te dejamos un par de clásicos sin alcohol:

Roy Rogers

  • 250 ml de refresco de cola
  • 15 ml de granadina
  • Cereza maraschino

Llenamos un vaso alto con hielo y colocamos la granadina, enseguida el refresco de cola y revolvemos, decoramos con una cereza en el borde del vaso

San Francisco 

  • 40 ml de jugo de naranja
  • 30 ml de jugo de limón
  • 40 ml de jugo de piña
  • 30 ml de granadina

Escarchamos un vaso alto con azúcar y granadina, colocamos abundante hielo, sumamos todos los jugos, agitamos y por últimos agregamos la granadina, decoramos con una cereza y rodaja de naranja. Sí, son las opciones sin alcohol pero si quieres una versión más divertida de este coctel puedes agregar 30 ml de vodka. 

Relacionado: Cremas y licores indispensables para tu juego de coctelería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.