fbpx

Kir Royal, convertido en un coctel de la realeza

Una combinación cremosa y espumosa, además de suave, con un seductor y sutil color rosado.

Proveniente de Francia, el famoso y burbujeante Kir Royal está lleno de su propia historia, pero no sin antes contar con un antecesor.

El Kir Royal se creó inspirado en lo que en el siglo XIX se conocía como Kir, una bebida nacida en la ciudad francesa de Dijon, hecha con una mezcla de crema de grosellas y vino blanco de borgoña, la cual se le había adaptado el nombre de Blanc-cassis -grosellas blancas en francés- convirtiéndose en el coctel más popular y típica en aquella ciudad.  Con el paso del tiempo, en los años 40 del siglo XX, al finalizar la II Guerra Mundial, se nombró a Félix Kir alcalde de Dijon, y en homenaje a dicho personaje político, los ciudadanos se dieron a la tarea de cambiar el nombre del Blanc-cassis a Kir.

El ahora “Kir Royal”

Ahora bien, cuál es la razón por la cual ahora lo conocemos como Kir Royal, realmente la respuesta es muy simple, y es que al original Kir, se le cambio la mezcla de vino blanco por la burbujeante Champagne o vino espumoso, una bebida considerada de la realeza, por ello el evidente cambio de nombre o mejor dicho la adaptación de una nueva versión.  

Gracias a la combinación del Champagne y la Créme de Cassis, Kir Royal es una combinación cremosa y espumosa, además de suave, con un seductor y sutil color rosado. 

Otras versiones o variantes del Kir Royal que se hacen en la actualidad son por ejemplo el Kir Blanco, que lleva Vermú blanco en lugar de vino blanco, el Kir Breton hecho con sidra de manzana, o el Cardinal con vino tinto, todos obviamente, mezclados con el ingrediente estrella el licor de grosella negra.

Kir Royal

Ingredientes

Procedimiento

  • Enfría una copa de flauta
  • Ya fría, vierte la créme de cassis y posteriormente el champagne.
  • Déjala reposar unos segundos y listo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.