fbpx

La anatomía del Spritz: frescos y burbujeantes cocteles

Bien dicen que todas las modas regresan, y el caso del spritz no es la excepción. Este coctel se ha hecho popular debido a que es una excelente opción como aperitivo, o justo para ese momento de la tarde que no es de día ni es de noche. Ese momento cuando el sol empieza a caer, pero aún se siente cálido el día. 

Históricamente se le atribuye el nombre de spritz, a los soldados austriacos (o austrohúngaros como se llamaban en ese entonces) que estuvieron desplegados en el norte de Italia en el siglo XIX. Se dice que estos no estaban acostumbrados a beber el vino como lo hacían los locales. Así, se dice que “salpicaban” (spritz) con agua mineral, en este caso sin gas, para incrementar su bebilidad. Después la receta se fue modificando, cambiando los vinos por amargos o licores aperitivos, y finalmente el vino regular por prosecco. 

En Venecia es muy común que exista la spritz hour. Básicamente consta de tomar un spritz, acompañado de un pescado asado ligeramente, a las orillas del canal de la plaza. 

Aunque no hay una receta exacta para preparar un Spritz, sí hay una regla a seguir:

  • 3 partes de vino espumoso seco
  • 2 partes de amargo
  • 1 parte de agua mineral o tónica
  • Algún tipo de cítrico (naranja, toronja, lima, etc.)

El resultado final debe ser une bebida de un dulzor muy sutil, balanceada principalmente por el amargor y los toques de cítricos. Una bebida que no rebasa el 15% de alcohol.

El spritz es una bebida que es muy fácil de preparar, y sólo necesitas de un jigger (medidor) para prepararlo. Si no tienes uno, un caballito tequilero puede hacer la función. 

Así que como no hay una receta mágica, podemos jugar con varias opciones…

Aperol spritz

Este es uno de los tragos largos de origen italiano más conocidos en el mundo. 

Ingredientes: 

Preparación:

En un vaso old fashioned, rellenar con hielo, servir el prosecco y con mucho cuidado agregar el Aperol, colocar la rodaja de naranja y coronar con agua mineral.

Campari spritz

En un vaso old fashioned, rellenar con hielo, servir el prosecco y con mucho cuidado agregar el Campari, colocar la rodaja de toronja y coronar con agua mineral.

Ancho Reyes spritz

En un vaso old fashioned, rellenar con hielo, servir el prosecco y con mucho cuidado agregar el licor Ancho Reyes, colocar la rodaja de naranja y coronar con agua mineral.

Vermouth spritz

Ingredientes: 

Preparación:

En un vaso old fashioned, rellenar con hielo, servir el prosecco y con mucho cuidado agregar el Martini, agregar las aceitunas y coronar con agua mineral.

Apegado a la tradición clásica

Ya si nos queremos ver muy puristas, la receta más acercada al spritz que bebían los soldados austrohúngaros es:

Ingredientes:

  • 3 partes (90 ml.) Vino blanco
  • 1 parte (30 ml.) Agua mineral

Preparación:

Mezclar el vino y el agua mineral gasificada en un vaso, y disfrutar.

¿Cómo levantar tu trago?

A cualquiera de las recetas aquí presentadas se le pueden hacer algunas adiciones, que tanto pueden agregar complejidad, como también hacerlas más dulces o incluso más alcohólicas, ya pensando en una bebida no tanto como aperitivo.

Puedes agregar, para mayores sabores:

  • Jugo de frutas: naranja, toronja, limón, maracuyá, piña, etc.
  • Hierbas: romero, albahaca, menta, hierbabuena, etc.
  • Más de un amargo:  Vermouth, Chartreusse, Fernet, Drambuie, Dubonnet, etc.

Para incrementar la parte alcohólica: Ginebra, Vodka o incluso Whisky; dependiendo de la base que tengamos, por ejemplo, con este último y junto con el licor Ancho Reyes, la mezcla subirá de complejidad y resultará en una bebida más amaderada con sensación semidulce. 

Realmente es de los cocteles más sencillos de preparar, puedes tener las cosas en casa sin siquiera estar pensando en una ocasión especial, la mayoría de los ingredientes puede vivir sin miedo por varios meses en tu alacena. 

Recuerda que como se está usando agua mineral gasificada y vino espumoso no es posible mezclar en un  shaker, ya que el resultado sería una pequeña y mojada explosión.

Relacionado: Aperol Spritz, un clásico de simplicidad particular

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.