fbpx

La guía Shakeadito para un buen maridaje del taco y el vino

Dale un giro a tu experiencia taquera con esta guía.

La gastronomía de México es tan amplia y variada como el tamaño de nuestro país. Hay desde comida del mar, carnes y hasta insectos, sin duda es una de las cocinas una de las más reconocidas y apreciadas en el mundo; pero hay una palabra con la que se reconoce universalmente: “Taco”.

El taco es sinónimo de México, ¿taco de qué? No importa, porque hasta el taco de sal en la tortillería es rico. Hablar de tacos es hablar de México, y la variedad es tan amplia como las posibilidades para acompañarlos. 

Precisamente en este mar de posibilidades nos encontramos una que de unos años a la fecha comienza a explorarse, y es que el maridaje de vinos con tacos aún causa un poco de extrañeza en algunos consumidores pues se piensa que el vino es solo para comidas sofisticadas.

Pero bien dicen que el que no arriesga no gana, así que en esta ocasión te invitamos a arriesgar el paladar y seguros estamos que descubrirás alguna combinación que te hará pedir otra orden de tacos para terminar ese vino.

México cuenta con excelentes exponentes del vino en el mundo, y para muestra tenemos en nuestro país el nombrado mejor Cabernet Sauvignon del mundo, Vinos Don Leo de Parras Coahulia se llevó este reconocimiento en el 2020.

Así que si nuestros vinos son tan buenos como nuestra comida, ¿por qué no combinarlos? En esta ocasión haremos un recorrido por distintas regiones del país en donde cada taco tiene un alma distinta, y te propondremos algunas posibilidades de vinos para acompañarlos. Así que empecemos esta ruta del taco y el vino.   

Región Noreste

Esta es una región consolidada como atractivo turístico mundial en materia de vinos y gastronomía. Teniendo al Valle de Guadalupe como estandarte en vinos, aquí la especialidad es la comida del mar: tacos de pescado y mariscos. Los clásicos con un poco de col que se les acompaña con mayonesa y un toque de limón. Platillos frescos y alto en grasa debido al pescado rebosado.

En este caso, el vino que mejor le acomoda es el blanco del tipo Chenin Blanc o también Chardonnay, el cual respetará la frescura del platillo, las notas cítricas de la mayonesa y el limón harán de éste un maridaje sencillo y agradable.

Norte

En la parte norte la carne es el elemento esencial, aquí encontramos tacos de cortes de carne como arrachera, fajitas o las agujas. En esta región se gusta servir los tacos con tortilla de harina. Los tacos de asada son un clásico norteño donde se sirve la carne de res asada, como el bistec, se acompaña con guacamole y en tortilla de harina grande.

A esta delicia le va bien un vino tinto joven, rosados secos e incluso vinos blancos con o sin barrica ya que los elementos que lo componen no son de sabor tan intenso.

Occidente

Nos vamos a la parte de occidente, con los tacos de birria y barbacoa, es un platillo que por su carne de borrego, más el cilantro, la cebolla, la salsa y el increíble sabor de la tortilla caliente, combina perfecto con un vino tinto Cabernet Sauvignon o Merlot; esto debido a que el sabor de la carne es ligero.

En el caso de la birria podemos intentar un Syrah o Carménère que acompañan muy bien a la comida especiada.

Si nos movemos un poquito hacia Michoacán encontramos los tacos de carnitas, en donde vinos de taninos intensos como el mismo Cabernet Sauvignon o Malbec nos pueden ayudar a equilibrar el sabor de la carne de cerdo y al alto contenido de grasa.

Centro

Llegamos a la parte del centro del país, aquí lo que nos encanta son los tacos de la calle, y en cada esquina puedes encontrar una taquería, de suadero, de tripa, de lengua, de guisado y hasta de canasta, aquí se vale de todo. Pero si tenemos que escoger la insignia del taco en el centro creemos sin temor a equivocarnos que ese es el taco al pastor, el favorito de nacionales y extranjeros.

Es el icónico en la Ciudad de México, con la carne marinada en achiote acomodada en el trompo, tatemándose con el fuego directo para terminar sobre una tortilla con un poco de piña, cebolla, cilantro, salsa y limón.

Para este clásico un vino tinto aromático, un Syrah o Zinfandel, incluso Merlot o Cabernet  ya que reducirá lo graso del taco, pero si prefieres algo más fresco anímate a probarlos con un vino rosado seco y nos dices qué tal te parecen.

Sur

Nos movemos al sur del país, esta parte de México tiene una gastronomía un poco más exótica, en donde no es extraño encontrar tacos con insectos, como los chapulines, escamoles, gusanos de maguey, entre otros insectos característicos de la gastronomía prehispánica y claro, orgullo nacional.

Los tacos de tasajo con chapulines son icónicos del estado de Oaxaca, el tasajo es carne de res curada en sal y cortada finamente, luego se le ponen chapulines tostados en comal sobre una tortilla de maíz hecha a mano, generalmente con guacamole.

Para acompañar este peculiar platillo el mejor vino es un Tempranillo, ya que tanto la carne como los chapulines poseen un sabor fuerte, y con estos vinos podemos lograr un buen equilibrio. 

Para los Tacos de escamoles y de gusanos de maguey no hay mejor maridaje que un vino de uva Chardonnay pues ayudará a potenciar la nota cremosa, y si buscas un maridaje de contraste la opción es un vino espumoso que le aportará mucha frescura.

Península de Yucatán

Terminamos en el otro extremo, la Península de Yucatán, una de las cocinas más importantes de México, pues posee influencias españolas, del Caribe y Medio Oriente. Pero sin lugar a dudas sus tacos más representativos son los de cochinita pibil, cuya característica es la acidez que le da la naranja y el achiote que aporta color y sabor al platillo.

Un muy buen compañero será un vino tinto con sabores intensos, o igualmente la opción fresca es un vino rosado seco.

Recorrimos el país de norte a sur con una gran variedad de tacos, pero no nos olvidamos de toda esa banda vegetariana que ama los tacos, así que si eres amante de los tacos de nopales, de queso con champiñones o de rajas con crema y elote la opción es un vino de uva Sauvignon Blanc o Chardonnay que resultarán un maridaje sencillo y fresco.

Hemos descrito sólo una pequeña parte de todas aquellas combinaciones que se pueden tener en un taco, pero independientemente de tu favorito esperamos que te animes con estos maridajes, aunque como siempre decimos, el mejor vino, el mejor taco y el mejor maridaje es el que a ti te guste. 

Relacionado: Marida tus mariscos como todo un experto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.