fbpx

La historia de las especias: anís

Esencial en más bebidas de las que podrías imaginar.

En esta ocasión tenemos a pimpinella anisum, o mejor conocida en el mundo de los mortales como anís, anís verde o matalahúga. Esta especie pertenece a la familia del apio, la zanahoria y el perejil.  Esta especia tiene registros de uso medicinal tan antiguos que incluso aparece en el “Acta legislativa capitular” de Carlomagno.  

Originaria de Asia sudoccidental y la cuenca mediterránea oriental, fue cultivada inicialmente en Egipto y el medio oriente desde hace unos 4000 años; es una planta herbácea que forma matas de hasta 1 metro de altura, sus semillas se utilizan como condimento en repostería, panadería, salsas, licores y un sinfín de preparaciones, gracias a su sabor dulce y aromático que puede llegar a recordar un poco al regaliz. También es muy empleada en preparaciones medicinales para tratar problemas digestivos, debido a su poder carminativo (que ayuda a expulsar aquellos gases no deseados).  

Esta pequeña especia es muy apreciada en el mundo de los licores ya que, si bien es uno de los ingredientes principales de la absenta, también puede ser un ingrediente principal como lo es en el caso del chinchón (español) en el cual existen variedades dulces, semisecas o secas, tenemos también Anisette y Pastis (Francia), Ouzo (Grecia), Raki; que es un brandy anisado (Turquía).

Debemos de tomar en cuenta que existe una variedad que se conoce como anís estrella, de los cuales existen dos variedades, las cuales son muy posibles de confundir entre sí; sin embargo, aunque ciertamente su sabor nos recuerda al anís verde, estas variedades tienen la peculiaridad de poseer sustancias neurotóxicas, por lo que están prohibidas en algunos países, sobre todo la variedad de illicium anisatum o anís estrella japonés. 

Usos del anís en la cocina:

Como ya lo mencioné se utiliza en diversas preparaciones, incluso en México tenemos un pan muy tradicional cuyo ingrediente estrella es el anís, y estos son los famosísimos cocoles; es también muy empleado con currys, salsas, los moles suelen llevar un poco de anís.

Uso medicinal:

Gracias al ya mencionado efecto carminativo, es muy empleado en remedios para mejorar la indigestión, además de que ayuda a promover la desinflamación, en los bebés es muy común que se emplee para evitar los cólicos, también actúa como una especie de hormona tipo progesterona lo cual ayuda en los procesos de la menopausia, entre otros mucho usos. 

Usos del anís en bebidas:

Como ya comentamos, existe una gran variedad de licores que utilizan anís como parte de sus botánicos, así que aquí tenemos algunas recetas de cocteles preparadas con licores de anís. Así mismo también es usado en la industria de las infusiones y hasta en algunos refrescos. 

Lemon drop

Con este coctel te sentirás en medio oriente, ya que combina algunos de los sabores más representativos de la zona. 

Ingredientes:

  • 60 ml. de Absolut Citron
  • 20 ml. de Jarabe de anís
  • 45 ml. de Jugo de limón
  • 45 ml. de Cointreau
  • Hielo
  • Rodaja de limón

Elaboración:

  1. En un shaker agregar el hielo, el jarabe de anís, el vodka y el Cointreau, agitar por al menos un minuto o hasta que se haya formado una capita de hielo en el shaker. 
  2. Con ayuda del limón sin maltratarlo, humedecer el borde de una copa martinera y con el azúcar de cardamomo, escarchar.
  3. Servir colando en la copa previamente escarchada, y decorar con la rodaja de limón.

Azúcar de cardamomo

Ingredientes:

  • 3 cdas. Azúcar blanca fina.
  • 1cda. Cardamomo molido.

Elaboración:

En un tazón pequeño mezclar bien los ingredientes y reservar en un lugar seco.

Jarabe de anís

Ingredientes:

  • 200g Agua.
  • 300g. Azúcar.
  • 1 cda. Anís verde.

Elaboración:

En una pequeña olla poner a hervir todos los ingredientes, mover constantemente hasta que se haya disuelto el azúcar, ya que haya roto el hervor, bajar el fuego y dejar por 5 minutos.  Retirar y dejar enfriar, guardar en una botella limpia y de preferencia desinfectada. 

Muerte por la tarde

Este coctel es más y nada menos que una invención del célebre escritor Ernest Hemingway, originalmente este no llevaba jarabe natural, pero digamos que el dulzor que le aporta lo hace mucho más fácil de beber.

Ingredientes:

Elaboración:

  1. En una copa coupé, agregar el jarabe natural y la absenta, remover hasta que el jarabe esté disuelto.
  2. Agregar el vino blanco y disfrutar.

Sambuca Sazerac

Este es un pequeño twist de un clásico coctel con absenta, lo único que se hace es sustituirla por una generosa cantidad de sambuca, lo que le dará un toque mucho más anisado además de mayor dulzor. 

Ingredientes:

Elaboración:

En un shaker agregar el hielo, el bourbon y la sambuca. Agitar vigorosamente por un minuto o hasta lograr enfriar la coctelera.  Servir colando en un vaso old fashioned con hielo fresco, decorar con el twist de limón.

Relacionado: La canela en la historia de las especias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.