fbpx

Moscow Mule: un verano sin ti, pero con tragos

Bad Bunny abre su disco Un Verano Sin Ti con un tema que lleva por título el mismo nombre que uno de los cocteles clásicos: Moscow Mule. Este trago es uno de los que forman parte de la IBA, es decir, está registrado dentro del catálogo de la International Bartenders Association, un clásico en todas sus letras.

Será tal vez la combinación de sabores, o la presentación en su distintiva taza de cobre, pero algo tiene este coctel que le hace completamente irresistible. Es un trago compuesto por 3 ingredientes sencillos de conseguir: vodka, limón y cerveza de jengibre. Su servido en la taza de cobre asegura que la temperatura se mantenga fría por un buen tiempo, por lo que resulta en una bebida perfecta para el verano.

Se dice que su surgimiento data de 1941 en el hotel Chatham de Nueva York, después de la llegada de un cargamento de cerveza de jengibre de la marca Cock ‘n’ Bull. Producto de la experimentación y la curiosidad, tres hombres se pusieron a elaborar esta receta, y en menos de 5 días, ya tenía la popularidad para recibir su propio nombre: Moscow Mule. La Mula de Moscú obviamente hace referencia al origen ruso del vodka, ingrediente esencial en la receta.

En cuanto a la necesidad de servir el trago en una taza de cobre, se debe a que fue parte de la herramienta de venta del vodka Smirnoff en esa época, donde buscaban que todo mundo quisiera un Moscow Mule, y entonces vender más vodka.

Moscow Mule

Ingredientes:

  • 60 ml. Vodka
  • 15 ml. de Jugo de limón
  • 90 ml. de Cerveza de jengibre fría
  • Rodaja de limón

Preparación:

  1. En una taza de cobre (preferentemente, si no, un vaso highball funciona), sirve hielos, seguido por el vodka y jugo de limón.
  2. Rellena con cerveza de jengibre.
  3. Decora con la rodaja de limón

Relacionado: Cocteles clásicos que nunca pasan de moda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.