fbpx

Todo lo que debes saber sobre el tequila cristalino

Una variedad relativamente reciente que llegó a conquistar paladares.

Cuando piensas en tequila, es muy probable que existan dos imágenes en tu cabeza: un caballito lleno de tequila y que el color de la bebida es ámbar. Y aunque el tequila blanco también es popular, encontrarte con una variedad llamada tequila cristalino es algo relativamente reciente. Acá te contamos todo sobre este peculiar destilado.

El origen del tequila cristalino

La historia más popular respecto al nacimiento de esta presentación del tequila se le puede atribuir a Cazadores. Fue en 1922 que Don José María Bañuelos comenzó a producir tequila en la región de Arandas, Jalisco. Su nieto, Don Félix, 51 años después creó la primera destilería de Cazadores, para producir tequila usando la receta original del abuelo. Así, se tiene registro de un tequila cristalino desde 1973.

Desde entonces, la industria del tequila ha explorado con las posibilidades de los cristalinos, y han avanzado muchísimo gracias a la evolución en técnicas de producción. Lo cierto es que muchas marcas reclamarán el origen de esta variedad del tequila, pero lo realmente importante es que conozcas las claves detrás de un cristalino.

¿Cómo se produce?

El proceso de producción tiene su propia ciencia y puede ser denominado como “un arte”. La explicación básica es la siguiente:

  1. Añejar (envejecer, reposar) un tequila blanco, hecho con agave azul (Tequilana Weber) en barricas. Se producen algunos con variedades de tequila joven, pero lo ideal es usar envejecidos.
  2. Llevar el líquido a un proceso de filtración con polvo de carbón activado.
  3. Finalmente se pasa a un filtro adicional de celulosa, que retiene tanto el color como los sedimentos del carbón activado, dejando un líquido de mucha claridad.

*También se puede volver a destilar para lograr un cristalino, pero es un método poco usado, debido a que se reduce mucho el volumen del producto con la destilación adicional.

Aunque suena sencillo, el proceso conlleva sus riesgos, pues “el arte” de clarificar un tequila radica en saber determinar los tiempos de filtrado con carbón para no sacrificar los aromas y características tradicionales de un tequila.

¿El tequila cristalino tiene su propia denominación?

No exactamente, el Consejo Regulador del Tequila (CRT) modificó en 2016 sus definiciones para así poder abrir paso comercialmente al boom del tequila cristalino. Entre los cambios aplicados se mencionan los referentes a qué marca la distinción de un cristalino, sin asignarle una categoría.

El sustento de la definición de un cristalino consiste en presentar ante el CRT la documentación que pruebe el añejamiento o envejecimiento en barril, al igual que la técnica utilizada para clarificar el tequila. Además, el CRT pide que se conserven características que adquiere el tequila al ser añejado y que sea evidente su paso por una barrica en el resultado final.

Extracto de las definiciones de un cristalino ante el CRT.

¿Cuáles son las características de un cristalino?

Dicho lo anterior, en un tequila cristalino deberás encontrarte con unas características de sabor y olor bien definidas, como sucede con los tequilas añejos. Sin embargo, uno de los extras que se suele encontrar en los cristalinos es una sensación suave al gusto, consecuencia de la reducción de esterificación por filtración.

*La esterificación es la presencia de ésteres en los alcoholes y los ácidos carboxílicos, y es responsable de la fuerte sensación en la boca.

Que sea suave le da un perfil más accesible para muchos. Hasta cierto punto se puede considerar como un tequila “de entrada” al complejo mundo de este maravilloso producto del agave. Si conoces a alguien que dice que no le gusta el tequila por sus características, quizás un cristalino le haga cambiar de parecer.

Bueno, ¿pero cuáles son los tequilas cristalinos recomendables?

Afortunadamente hoy existe una oferta bastante generosa de cristalinos. En 2018 se tenía registro de 44 productos con la definición de tequila cristalino. En cuestión de tres años esta cifra casi se ha duplicado, para llegar a 79 productos.

Estos son algunos de nuestros cristalinos favoritos:

  • Maestro Dobel 50 Extra Añejo: Se elabora únicamente con los mejores agaves cosechados a mano por 6 u 8 años. Añejado en barricas de Roble Americano y del este de Europa durante más de 3 años. (Encuéntralo aquí)
  • Cuervo 1800 Añejo Cristalino: Ganador en 2016 del premio Diosa Mayahuel en su categoría, es un tequila puro y cristalino 100%, con aromas a vainilla, caramelo y madera, así como sabores de miel, agave y roble. (Encuéntralo aquí)
  • Tres Generaciones, Añejo Cristalino: Añejado 18 meses en barricas de roble blanco americano con un proceso único de filtrado a través de carbón activado y polvo de tomasia que extrae sutilmente el color.(Encuéntralo aquí)
  • Cazadores Añejo Cristalino: Es un tequila sumamente transparente, tiene notas a madera tostada, nuez, almendra y manzana. (Encuéntralo aquí)
  • Mayorazgo Reposado Cristalino: Tequila 100% de Agave Azul. Reposado 6 meses en barricas de roble blanco, Su aroma es equilibrado y suave, con notas cítricas avainilladas tambien sobresale destellos de frutos secos, tiene un final suave. (Encuéntralo aquí)
  • Volcán de mi Tierra Añejo Cristalino: Es un blend entre añejo y extra-añejo y es filtrado antes de ser añejado en barricas. Sus aromas van del tabaco al caramelo. (Encuéntralo aquí)

Si quieres adentrarte en el mundo de los cristalinos y explorar más opciones, visita este enlace.

Relacionado: Del agave surgió el tequila, y México lo abrazó

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.