fbpx

¿Qué es el Vermouth? Todo lo que debes saber

“El vermouth ayuda a la digestión; purifica la sangre, produce un sueño tranquilo y regocija el corazón.” -Leonardo Fioravanti

Tal vez el nombre no te sea muy familiar, pero seguramente lo has probado en alguna ocasión como un aperitivo a la hora de la botana o en el infalible martini. Si ya estás dentro del mundo de la coctelería o vas por ese camino, el vermouth es un licor sumamente versátil y que no puede faltar en tu bar. 

No es un vino pero tampoco es un destilado. ¿Entonces? El vermouth es un licor aromatizado con hierbas, formado a base de vino neutro con un toque de absenta o ajenjo y otras especies amargas y tónicas. Las posibilidades de especias para combinar son enormes. En la mezcla adecuada de los botánicos (raíces, plantas, flores y especias) radica la clave de la aromatización del buen vermouth. 

Cada marca suele guardar celosamente su receta, pero normalmente se utilizan entre 50 y 80 ingredientes diferentes para elaborar un vermouth. Esto hace que sea uno de los licores con más matices de olores y sabores.

Es muy común tomarlo como aperitivo en países como Italia y España, y aunque es una bebida que ha dado la vuelta al mundo, su origen es típicamente europeo. En sus variedades hay dos grandes familias: el rojo y el blanco. El vermouth negro es de origen italiano y es más dulce, en cambio el blanco, creado en Francia, es más seco y tiene una graduación alcohólica más alta. 

El Origen

El antecedente más antiguo del origen del vermouth lo encontramos en la antigua Grecia, donde ya se mezclaba el vino con especias y plantas aromáticas para elaborar brebajes medicinales. Pero también hay indicios que hablan de licores con ajenjo utilizados por los egipcios. 

Pero el primer origen histórico que nos conecta con la actual vermouth, lo encontramos fechado 1773, cuando el médico italiano Villifranchi publicó la obra Enología Toscana,Ossia Memoria sopra i vini, donde explica por primera vez la elaboración de un licor a partir de la mezcla del vino con la absenta. Aunque en 1786 se otorgó el invento a Antonio Benedetto Carpano, un licorista de Turín. 

Casi imposible de saber de quién fue esta gran idea, lo cierto es que fue hasta finales del siglo XVIII que estos vinos aromatizados fueron conocidos con el nombre de “vermouth”, derivado del alemán “wermut”, que significa ajenjo. 

Tipos de Vermouth

Aunque se pueden encontrar diferentes tipos de vermouth de acuerdo a su color y sabores; el ajenjo es una de las almas de esta bebida. Aunque como dijimos hay recetas con más de 30 ingredientes, esta planta le da el aroma característico y mucha personalidad.

  • El Vermut Rojo o Negro es el más popular para tomarse solito, con una rodaja de naranja. Su aroma es dulce gracias al caramelo y la canela y su base es de vino tinto. Algunas de las variantes italianas suelen ser más amaras
  • Con el Vermouth Blanco los licoristas franceses vieron complicado competir con el consolidado vermouth italiano, por lo que crearon su propia variante. Por este motivo, conocemos el rojo como el vermut italiano y al blanco como el vermouth francés. En este las notas cítricas son una parte importante. También se perciben aromas a vainilla y puede tomarse solo o en coctel.
  • Así como en los vinos, también existe una variedad de Vermouth Rosa. Es una combinación perfecta entre dulce y ácido, haciendo una bebida muy fresca ideal para preparar cocteles de verano o tomarse solo. 
  • Vermouth Seco. Cuando hablamos del famoso Dry Martini, su base es este vermouth seco. De origen francés, se utiliza no solo en coctelería sino también en la cocina. Un vino muy amargo, aunque se elaboran con diferentes cantidades de azúcar. 

Ahora que sabemos qué es el Vermouth veamos quienes son sus mejor exponentes: 

Cinzano: Una marca con casi tres siglos de tradición italiana. La gama de Vermouth de Cinzano incluye las clásicos blanco, rojo y extra seco y una línea denominada 1757 Vermout di Torino inspirada en recetas históricas de la Familia Cinzano. 

Martini: El Vermouth Original. Seguramente la marca con la variedad más grande. Ocho generaciones de maestros Martini han desarrollado vermouth para todo tipo de ocasión. Desde el primer Martini Rosso al la Riserva Speciale Rubino. 

¿Cómo se toma?

“Un martini con unas gotas de sangre de ruiseñor” Salvador Dalí 

Suele tomarse como aperitivo antes de la comida o la cena.Se toma con hielo y tradicionalmente se puede servir con una rodaja de naranja o limón y una aceituna. Aunque hay otros modos de servirlo, este es el básico y más sencillo.

Es una bebida perfecta para conversar mientras abrimos el apetito. Incluso en algunos países le llaman a la hora entre las 6 p.m. y las 9 p.m. “La hora del Vermouth”.

Además, el vermouth es un gran complementos de la coctelería. Un aliado maravilloso que nos permite disfrutar de dos clásicos de la coctelería:

Negroni

Ingredientes: 

Preparación:

Servir hielos suficientes en un vaso old fashion. Ponemos la ginebra, el campari y terminamos con el vermouth rojo. Mezclamos con una cuchara bailarina y decorar con piel de naranja.

Dry Martini

Preparación: 

Antes de preparar el martini, colocar la copa en el congelador para enfriarla. Colocamos ginebra y el vermouth seco en el shaker. Agregamos hielo y mezclamos durante 30 segundos. Colamos la bebida en la copa ya fría y exprimimos ligeramente la cáscara del limón sobre el martini y lo decoramos con ella. 

Relacionado: Negroni, la historia de la trifecta perfecta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.