fbpx

Ron overproof: un destilado de alta graduación

Un ron poco común, pero espectacular.

El ron es uno de los destilados más conocidos en el mundo, sin embargo, en México no es uno de los más consumidos. Tan solo el 3.9% de los consumidores lo prefieren. El ron es esta bebida destilada de la fermentación de subproductos de la caña de azúcar, las cuales pueden ser melazas o el jugo natural. Aquí te contamos parte de su historia, en específico el ron overproof.

En el siglo XVII la naval británica estableció que una forma de motivar a los marineros en alta mar era con una pequeña ración de alcohol, al principio lo común era cerveza, sin embargo, debido a que no se contaban con los conocimientos y técnicas de inocuidad en los alimentos, esta se malograba fácilmente. 

Y eso sin pensar en el agua que uno podría pensar que es la opción más fácil para hidratar, ya que había veces que ni siquiera pasaba un par de semanas antes de que algas u otras plagas la contaminaran haciéndola imposible de beber, la otra opción era coñac, pero además de ser un producto muy caro, pues es de origen francés, así que no les encantaba mucho tener que hacer tratos comerciales.  

Pero digamos que la fortuna o su espíritu pirata les sonrió, y tomaron en su “cobijo” a Jamaica, por lo que la adhesión de este pequeño territorio caribeño productor de ron jugó un papel muy importante, cambiando así la cerveza, coñac o cualquier otra bebida alcohólica por este.

El origen del nombre “overproof”

En una época este racionamiento llegó a ser de un litro de ron al día, por lo que no es difícil de imaginar que los problemas por embriaguez serían muy frecuentes. Por consecuencia la ración debió de cambiarse y pasar a ser un cuarto de galón de agua con media pinta de ron.  Por este cambio, los marineros querían asegurarse de que el ron que les proporcionaran fuese de buena calidad (entiéndase como con alto volumen de alcohol).

Una prueba que realizaban tanto quienes lo compraban, los denominados purser como los marineros; era  tomar un poco de pólvora, echarle ron y encenderla con una flama, si este no encendía se le denominaba under proof, ya que contenía más agua que alcohol,  si este encendía tranquilamente, se le denominaba proof; pero si en vez de solo arder, hacia una pequeña  explosión (siendo estos los más codiciados), se le denominaba over proof, para que esto se lograra el ron debía de tener un porcentaje de alcohol mayor al 57.15%.  Y así es como nació el british proof o navy proof, haciendo referencia a altas graduaciones alcohólicas. 

Digamos que esta práctica continuó hasta el “Black Tot Day”, que fue el 31 de julio de 1970; la real naval británica decidió que ese sería el fin del racionamiento a los marineros.

Pero como todas las historias siempre hay más versiones, la otra menos romántica por supuesto tiene que ver con los impuestos.  Para los rones que estaban catalogados como 100 proof estos debían ser 50% alcohol etanol y 50% agua, lo que los hacía merecedores de un impuesto menor, ya que en el caso de que el contenido alcohólico fuese menor o under proof, este debía de pagar una tasa impositiva más alta.

En la actualidad este tipo de rones es preferido por los mixólogos, ya que contiene mucha más complejidad, debido a que al rebajar menos, los compuestos aromáticos presentes en el etanol pueden expresarse de mejor manera, además se que suele ser de un color mucho más oscuro en el caso de los dorados o añejados.  Este ron suele emplearse en cocteles que requieran ese toque caribeño y dulce. 

Reggae rum

Ingredientes:

  • 45 ml. de Ron Overproof o Navy
  • 45 ml. de Jugo de piña
  • 10 ml. de Jugo de limón amarillo
  • 45 ml. de Jugo de naranja
  • 13 ml. de Jarabe de fresa
  • Hielo
  • Trozo de piña para decorar

Elaboración:

En un shaker agregar todos los ingredientes, revolver constantemente hasta formar una capita de hielo en el shaker. En un vaso tiki o highball servir un poco de hielo, colar el trago y disfrutar.

Rumba

  • 45 ml. de Ron blanco naval (Navy)
  • 30 ml. de Ginebra Bombay
  • 30 ml. de Jugo de limón amarillo
  • 15 ml. de Jarabe de granadina
  • 7.5ml. de Jarabe natural
  • ⅛ de Limón para decorar
  • Hielo

Preparación:

En un shaker agregar hielo y todos los demás ingredientes, agitar vigorosamente por un minuto o hasta sentir que se forma una capita de hielo. Servir colando en un vaso old fashioned con hielo, decorar con el octavo de limón.

Ponche de maracuyá

Ingredientes:

  • 50 ml. de Jugo de maracuyá
  • 50 ml. de Ron overproof
  • 20 ml. de Jugo de limón amarillo
  • 15 ml. de Jarabe natural
  • 15 ml. de Jarabe de maracuyá
  • Espumoso Villa Jolanda
  • Hielo
  • Rebanada deshidratada de maracuyá

Preparación:

  1. En un shaker agregar y todos los ingredientes excepto el espumoso, agitar vigorosamente para incorporar bien. 
  2. Servir colando en un vaso Tom Collins o tiki con hielo, rellenar con el espumoso, decorar con la rodaja de maracuyá o en su caso con un twist de limón. 

Recuerda que es importante nunca poner en el shaker bebidas gasíficadas, ya que puedes tener una pequeña aventura explosiva. 

Si no encuentras jarabes de frutas, se pueden hacer perfectamente en casa, en una cacerola agregar agua, fruta y azúcar a partes iguales.  Calentar a fuego medio, hasta que rompa el hervor. Colar y guardar en un frasco de vidrio, este debe de durarte por lo menos 6 meses, la vida de anaquel dependerá mucho de que tan bien esterilices tu frasco o botella.

Relacionado: El lado más dulce del alcohol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.