fbpx

¿Sake mexicano? Conoce todo sobre Nami

Una increíble fusión de culturas.

El sake es una de las bebidas más tradicionales de Japón, quizá su destilado más famoso junto al whisky japonés. De hecho, te hemos contado en Shakeadito sobre ambas bebidas. Lo que no te habíamos contado es que en México se produce un increíble sake que sigue toda la tradición nipona, te presentamos Nami Sake.

Nami es el primer Sake mexicano, y se produce en Culiacán, Sinaloa. De acuerdo con los productores, la idea surgió de su pasión por la cultura japonesa con la intención de promover el talento culiacanense ante el mundo. Su producción la realizan respetando al extremo los métodos tradicionales japoneses, incluso llegan a utilizar arroz súper premium para la elaboración de su sake.

NAMI contiene el amor por la perfección y la calidad artesanal de Japón, mezclada con la pasión, calidez y alegría del corazón mexicano.

La tradición japonesa de Nami Sake

Para el desarrollo de Nami, recurrieron a Yamada-San, el Toji o maestro sakero de la marca, con su ayuda definieron la personalidad de su sake. El principio elemental de Nami es retomar el método tradicional estandarizado de Japón. También la utilización de arroz Yamada-nishiki, considerado el mejor arroz para hacer sake, además que eliminaron el uso de aditivos o conservadores.

Incluso el logo es una celebración a la fusión de la cultura. El símbolo de la vírgula representa la palabra y las ideas, para fundirse con el kanji de la palabra NAMI. El significado en japonés de esta palabra es ola de mar.

La vírgula descansa sobre nuestra letra Ñ, haciendo alusión al idioma en México. Sumada al kanji de la ola de mar.

Según sus productores, se dice que Nami obtiene su distintivo sabor en el proceso del Koji, considerado el corazón del Sake. También se cree que las personas que entran al cuarto donde descansa el arroz por tres días, deben asegurarse de estar en paz, de buen humor, con buenos pensamientos y decir solo buenas palabras. De lo contrario, el arroz puede absorber la mala energía y modificar el sabor del Sake.

Para la producción de este sake siempre participan manos mexicanas en el proceso. De esta forma se fusiona la tradición japonesa con la producción mexicana, logrando un sake artesanal mexicano de características únicas.

Notas de cata

Nami es menos ácido y astringente que el vino blanco. Libre de sulfitos, taninos y gluten, lo que lo hace la mejor alternativa para acompañar una gran variedad de alimentos con su fresco y aromático sabor.

  • Color: Amarillo pajizo claro con tonos dorados.
  • Aroma: Notas frutales que remiten a manzana verde, lychee, guayaba y pera.
  • Sabor: Ligeramente dulce y fresco, cuerpo robusto y retrogusto prolongado.
  • Maridaje sugerido: Ceviches, ensaladas, ostras.
  • Servicio ideal: Copa de vino frío a 5ºC.

Si quieres probar esta increíble fusión de culturas, puedes adquirir Nami directamente en la tienda en línea de Bodegas Alianza.

Relacionado: Cocteles inspirados en Japón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.