fbpx

“Striding Man”: el caminante de Johnnie Walker

Más de un Siglo de Pasos Llenos de Éxito.

Este año, una de las figuras más reconocidas en el mundo de los licores estará cumpliendo 112 años. Nos referimos a “The Striding Man”, el Caminante de Johnnie Walker. 

Este elegante personaje ha llegado a ser tan icónico como el mismo whisky. En todo el mundo se reconoce a primera vista el logotipo de Johnnie Walker, un símbolo con una historia de más de un siglo con pasos llenos de éxito. 

Seguramente en alguna ocasión, en una rica tarde con una botella de Johnnie Walker a un lado te habrás preguntado quién es y cómo fue que este hombre llegó a grabar su silueta en la botella de uno de los whiskies más vendidos en el mundo. Christine McCafferty, archivista de la marca en Menstrie, Escocia, se sumergió en los expedientes para descubrir cada uno de los pasos que dio Striding Man hasta  llegar a ser el ícono que es hoy.

En su caminata de más de un siglo, este personaje ha transitado a través de un gran número de acontecimientos históricos, teniendo que adaptarse a cada uno sin perder la marcha, pero en su imagen son cuatro las grandes transformaciones por las que ha pasado.     

El Primer Paso

En los albores del Siglo XX George Paterson y Alexander Walker habían lanzado ya Red y Black Label, antes conocidos como Special Old Highland Whisky y Extra Special Old Highland Whisky. En la búsqueda de darle un reconocimiento visual a su producto, lanzaron un concurso que no arrojó resultados positivos a su gusto, pero fue en un almuerzo con Lord Stevenson, uno de los directores de la marca que el dibujante Tom Browne dio la vuelta a una de las tarjetas del menú y dibujo al reverso de esta la silueta de “The Striding Man” dando su primer paso.

A partir de entonces, Browne comenzó a ilustrar los anuncios de la marca, mostrando a su personaje caminando libre por encantadores escenarios, una tarea que lamentablemente realizó por un corto tiempo (1908 – 1910) pues Browne murió a la corta edad de 39 años en 1910.

Una de las primeras ilustraciones de Browne

Después de este lamentable hecho su camino lo llevaría por distintos ámbitos. Al relevo entraría Sir. Bernard Partridge, el principal dibujante de la revista Punch en aquellos años, acercando a El Caminante durante cuatro años al mundo de la moda, la vida urbana y las mujeres. Para 1912  Striding Man desarrolló un gusto por la vida deportiva de la mano de Leonard Ravel Hill en una serie llamada “Old Songs”.

En los años complicados de la primera guerra mundial el encargado de darle vida al personaje de la marca fue Leo Cheney, el cuarto diseñador que ahora colocaba a el caminante en escenarios de guerra, estableciendo una relación entre el licor y los soldados británicos que peleaban por la libertad. Una vez terminada la guerra se volvería al concepto de una marca global con la serie “Travel”.    

La Primera Transformación y el nacimiento de un logotipo. 

A finales de la década de  los 20 ‘s Doris Zinkeisen, una diseñadora de vestuario y escenarios escocesa, fue la primera mujer en darle vida al personaje, la primera en vestirlo de rojo y en darle una personalidad más agradable. En la primera parte de la década de los 30’s el caminante dejó de contar historias y se convirtió realmente en un logotipo, haciendo anuncios solamente con partes de su atuendo y presentando las clásicas “Striding Statuettes”.

Botella de Johnnie Walker en los años 30. Foto: The Saleroom

Para la siguiente década el encargado de las ilustraciones fue Clive Upton, quien redujo considerablemente el tamaño del caballero elegante manteniéndolo como un logo completamente  a color. A inicios de los 50 ‘s las ilustraciones fueron desplazadas por anuncios con fotografías con idea más conceptuales, mostrando solo algunas partes del cuerpo de Striding Man y en donde se le ve o sugiere que está en otra posición que no sea caminando. 

Uno de los diseños de Clive Upton

Keep Walking, un nuevo milenio

Con la llegada de una nueva era en el cambio de siglo, Johnnie Walker lanzó una de las campañas publicitarias más exitosas de la industria de los licores “Keep Walking” una campaña audaz que pretendía regresar a los orígenes de la marca pero el mismo tiempo capturar a una nueva generación de consumidores que emergió con la llegada de un nuevo milenio. 

La llegada de “Keep Walking”

El rediseño del símbolo de la marca corrió a cargo de John Geary, quien lo presentó tres años antes del lanzamiento de la campaña. En esta su tercera transformación no solo mostró una mayor delicadeza, carisma y elegancia, sino que se le dio un pequeño cambio que cambiaría la perspectiva, la marcha del Caminante cambio de dirección, el avance era ahora de izquierda a derecha, esta perspectiva inspiraba al desarrollo personal, apuntalando la idea de progreso y coraje para enfrentar una nueva era, no te detengas, Keep Walking.  

La última transformación

Para el 2015 llegó el último de los grandes cambios en la imagen de esta emblemática figura, el ilustrador Gary Redford fue el encargado del diseño que podemos ver hoy en día en todas y cada una de las presentaciones de Johnnie Walker, Gary le regreso a “The Striding Man” su sonrisa, la punta de su sombrero y algunos detalles en sus botas, camisa y abrigo.   

La imagen actual del Striding Man

Pero ¿Quién es este personaje que ha caminado por tantos años? Las suposiciones son muchas pero nosotros preferimos quedarnos con la idea romántica de que este hombre que nos ha acompañado en tantas ocasiones en reuniones con amigos, negocios o solos en momentos de reflexión está inspirado en el legendario John Walker, aquel tendero victoriano que comenzó un sueño en 1820 que sigue vivo 200 años después. 

La cronografía visual del Striding Man

¿Quieres ver cómo luce “The Striding Man” en todas sus presentaciones? Puedes encontrarlas en este enlace.

Relacionado: Celebra 200 años de Johnnie Walker con estas ediciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.