fbpx

Todo lo que debes saber para cocinar con vino

Además de poder disfrutar un buen vino, ya sea solo, o como parte de un buen maridaje, en la cocina también resulta un gran ingrediente para la creación de deliciosos platillos. Hoy hablaremos de cómo cocinar con vino.

Es bien sabido que suele ser un buen aliado para la creación de diferentes recetas, ya sea para equilibrar, texturas, aromas, y evidentemente sabores. Pero, ¿cuáles son los secretos de cocinar con vino? Si quieres entrar al mundo de la cocina y hacerlo como si fueras un chef profesional, aquí te los decimos.

Cocinar con vino tinto

Cada uno de los vinos aporta diferentes bondades, según sus características. Por ejemplo, un vino tinto dará al guiso toques especiados, gracias al paso por las barricas de roble, con sutiles notas de vainilla, coco, humo o madera.

Los tintos quedan perfectos para platillos a base de carnes, ya que realzan el color y el sabor de salsas oscuras. Al momento de cocinar con vino tinto las proteínas absorberán gran parte del color y la astringencia.

Un Malbec, Merlot o Bonarda de cuerpo medio serán el toque perfecto con preparaciones de intensidad media. En caso de estar cocinando platos más estructurados, opta por un Cabernet Sauvignon, Syrah o Tannat.

Cocinar con vino blanco

Al hablar de los vinos blancos en las cocina, estos otorgarán el toque preciso de acidez. Este tipo de vinos es perfecto para sazonar salsas de crema, carnes blancas, pescados y mariscos.

Nuestra recomendación si quieres hacer una receta con vino blanco, es un buen Sauvignon Blanc, con notas verdes y de hierbas frescas, el cual le dará mucho sabor a cualquier plato. 

Si los los ingredientes de nuestro platillo son picantes o condimentados, puedes elegir un Torrontés, Riesling, Viognier o Gweurztraminer; estos son vinos frutales, intensos y exóticos, lo cual harán la mancuerna perfecta para este tipo de sabores.

Alimentos que puedes preparar con vino banco: son los platillos a base de aves, cerdo o conejo, sopas de pescado y platos con mariscos, también puedes considerar postres para que tengan un ligero pero profundo sabor a vino blanco dulce.

Salsas

Las salsas también son un tema importante a la hora de guisarlas con vino, sobretodo si hablamos de pescados grasos como salmón, trucha, bacalao o pacú, estos son bien acompañados por salsas con vino tinto a base de Pinot Noir,  Snagiovese o Tempranillo, o blancos de Chardonnay y Semillón.    

Razones para cocinar con vino

  1. Desmitificar que el vino para cocinar debe ser “barato” o “malo”, lo idela es elegir un vino de buena calidad, esto no tiene nada que ver con el precio de este.
  2. El vino se usa para marinar carnes, elaborar salsas, y darle un sabor extra a los platillos.
  3. Aporta a las recetas aromas, texturas y matices derivados de minerales y ácidos del propio vino. Los vinos intensifican el sabor de los platos.
  4. El vino favorece la caramelización de los jugos resultantes de la cocción. Una vez que se cocinaron los alimentos, en el recipiente quedan restos de los jugos adheridos a la superficie. Cuando está caliente, debemos echar una copita de tinto y así lograr que los jugos se incorporen nuevamente a la salsa que se elabora para acompañar el plato. Esto se conoce como “desglasado” y es el paso previo para elaborar aderezos.
  5. El vino se luce en el marinado de alimentos, antes de ser cocinados. Aporta aromas y suaviza sabores muy intensos. Un tinto con estructura suele utilizarse con carnes de caza, que tienen un marcado sabor ácido, consecuencia de las enzimas producidas por el animal. 
  6. El vino es factor de unión entre los diferentes sabores que aparecen en un plato y propicia que los alimentos desprendan todo su abanico de aromas al unísono.

 Tips para cocinar con vino

  1. Lo ideal es hacerlo a fuego lento, de lo contrario se perjudica las delicadas propiedades organolépticas de la bebida.
  2. Esperar a que el alcohol se evapore, colocándolo al inicio de la cocción, para que potencie y reduzca los sabores.
  3. Como mínimo debe estar quince minutos en fuego antes de retirar el preparado.
  4. En el caso de una cocción corta, el vino tiene que reducirse en una olla aparte.

Datos que debes tomar en cuenta para elegir un vino

  • Vino de Oporto: Tienen una pronunciada dulzura y robustez, ideal para cocinar estofados con carne y guisos.
  • Jeréz: Resalta el sabor de las sopas, platos salteados y guisados.
  • Madeira: Aromas de caramelo, toffee y tostados pronunciados, realza el sabor de platillos a base de hongos y salsas oscuras.
  • Marsala Tinto: Aporta notas frutales, perfecto para elaboraciones mediterráneas, y postres italianos.

Relacionado: Coctelería con vinos; versátil y elegante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.