fbpx

¡Temporada de Catrinas en México!

Inicialmente creada como una figura satírica que ayudaba a retratar las incongruencias vividas en el siglo XIX durante el porfiriato, la Catrina fue creada en 1912 por el ilustrador, caricaturista y litógrafo José Guadalupe Posada, aunque originalmente el diseño solo comprendía la parte superior de la catrina; es decir su cabeza adornada con ese ostentoso sombrero y parte de su torso; la idea era reflejar lo absurdo de algunos mexicanos que si bien podían estar en los huesos, andar vestidos de gala debía de ser parte de su vestir. La calavera garbancera hacía alusión a todos estos mexicanos que negaban sus raíces indígenas y se creían europeos, suena algo que ahora mismo pensaríamos como whitexican.  

Esta caricatura tuvo tal impacto que hizo que esta ilustración formara parte de uno de los murales más reconocidos de Diego Rivera (Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central), convirtiendo a la famosa calavera garbancera en lo que hoy conocemos como la catrina; ya que es el mismo Rivera el que le daría su atuendo emblemático. Y aunque dependiendo mucho de donde sea, la vestimenta de la catrina puede cambiar mucho; aunque suele conservar la altanería propia de la muerte.

A pesar de nacer como una herramienta crítica hacia el gobierno, la catrina se fue convirtiendo en una perfecta figura sincrética de lo que es México. Por una parte, tomando nuestras raíces prehispánicas con aquello que representa la muerte, las exequias eran y siguen siendo una parte muy importante de nuestra cultura, quizás no todos los mexicanos lo hagamos de la misma manera, pero el hecho de ofrendar y honrar a nuestros difuntos siempre tendrá el mismo fin; y es justamente aquí donde la unión (por no decir imposición) de la religión católica hace su integración utilizando así las misas del día de todos los santos (1 de noviembre) y la misa de los fieles difuntos (2 noviembre). 

Hoy en día las catrinas se han convertido en un símbolo claro de la época de día de muertos, un símbolo a su vez representativo en la cultura mexicana, ya que se ha convertido en una especie de embajadora cultural a través del mundo, formando parte de documentales, exposiciones, artes plásticas, e incluso películas. Es correcto decir que incluso el gran desfile de catrinas de día de muertos fue resultado de la película James Bond “Spectre 2015”, y es así como México crearía una nueva tradición del desfile de catrinas, que desde el 2016 se ha ido realizando año con año.

Y mucho de su éxito es la pluralidad de este ícono, pues como bien escribió Posadas una vez:

“La muerte es democrática, ya que, a fin de cuentas, güera, morena, rica o pobre, toda la gente acaba siendo calavera”.

Las catrinas muchas veces estaban acompañadas de lo que en México se conoce como la calavera literaria, estas se encargan de hacer una pequeña burla, ya sea de una persona, situación o empresa. Se cree que la primera persona en hacer una calavera literaria fue José Indelicato, quien era un escritor del periódico crítico “El socialista” editado en Guadalajara, Jalisco en 1849. Estas, al igual que las catrinas, se utilizaban como un medio impreso de crítica a las altas sociedades, por la cual se buscaba no solo la crítica, sino la posibilidad de generar un bien común. 

Desafortunadamente, para este género literario mexicano, el tiempo ha empezado a ser su peor enemigo. Ya que son solo unos pocos medios impresos los que siguen conservando esta tradición.  Por eso aquí en Shakeadito ponemos nuestro granito de arena para conservar este legado satírico literario. 

Shakeadito se pasaba, buscando likes todo el día

Esperando que la gente la leyera con alegría, 

Pero cuál fue su sorpresa que aquel día

La huesuda se lo llevaría, y ni un artículo más escribiría.

Coctel: La Catrina

Ingredientes:

  • 60 ml. de Tequila Casa Dragones blanco
  • 22 ml. de Jugo de limón
  • 30 ml. de Jarabe de calabaza
  • 60 ml. de Aquafaba
  • 4 gotas de Bitters de cempasúchil y mandarina

Preparación

  1. Mezcla todos los ingredientes líquidos en un shaker con hielos. Agita para enfriar.
  2. Sirve colado sobre un vaso rocas frío y con un cubo grande de hielo.
  3. Puedes decorar con una flor de cempasúchil o perlas de caramelo salado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.