fbpx

¡No te rajes! Prepárate una cazuela de tequila

Pocas cosas se comparan al placer de beber un trago directo de una cazuela.

Seguro has escuchado el dicho “pareces jarrito de Tlaquepaque”, ¿y de qué están hechos los jarritos? De barro. Y es de este mismo material que está hecho el contenedor de nuestro coctel estrella de este día: la Cazuela de tequila.

El Parián y Tlaquepaque, hogar de la cazuela de tequila

El centro del Pueblo Mágico de Tlaquepaque, en Jalisco, está repleto de cosas por ver, comprar, probar y tomar. Hay muchos antojitos, un excelente paseo de artesanías y músicos en vivo. Usualmente lleno de personas por ser un centro turístico, aquí fue donde la Cazuela de Tequila encontró su hogar. Es una de las bebidas preparadas más populares de la región, y casi siempre la puedes disfrutar al son del mariachi, especialmente en el Parián.

Un vistazo al interior de El Parián, construido en 1878. Un antiguo mercado convertido en el epicentro turístico de Tlaquepaque

En el Parián se filmó la película “Ay Jalisco no te rajes” en 1941 con Jorge Negrete.

Las cazuelitas, como también se les conoce, son increíblemente fáciles de preparar, y maravillosamente divertidas. En menos de lo que piensas, los poderes embrutecedores del tequila harán su efecto, y disfrutarás de una jornada muy especial entre amigos o familia. Lo acompañas con una carnita en su jugo o una torta ahogada y ya tienes el combo perfecto.

Su peculiar recipiente, la cazuela de barro, en conjunción con los colores de las rebanadas de cítricos y lo salado del trago hacen una combinación adictiva que además se ve muy bien en tu mesa. Pero basta de antojarte sin decirte cómo hacerla. Aquí tienes la receta para una buena Cazuela de tequila al estilo Tlaquepaque.

También las llegan a conocer como Cazuelas Voladoras. Foto: ConoceGuadalajara.com

Cazuelita de tequila

Ingredientes:

  • Cazuela de barro (individual)
  • 90 ml. de tequila
  • Refresco de toronja
  • Naranja
  • Toronja
  • Lima 
  • Limón
  • Hielo
  • Sal de grano

Preparación

  1. Exprime la mitad de cada uno de tus cítricos y reserva la mezcla.
  2. La otra mitad de tus frutas debe cortarse en rodajas.
  3. Dentro de tu cazuela de barro agrega en este orden los ingredientes: sal, luego el jugo y finalmente el caballito. Mezcla hasta integrar el jugo con el tequila y se disuelvan algunos granos de sal.
  4. Añade hielos y las rodajas de cítricos.
  5. Termina con refresco de toronja y revuelve un poco más la mezcla.
  6. Agarra un popote y disfruta de una auténtica cazuelita de tequila. Si lo deseas, también puedes agregar chile en polvo a la orilla de la cazuela como escarchado.

Relacionado: Así puedes armar una espectacular Paloma en jarra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.