fbpx
Gin Tonic Cover

Tips Shakeadito para preparar el Gin Tonic perfecto

Sigue estos consejos y lograrás un coctel extraordinario.

El Gin es una bebida que crece a pasos agigantados en popularidad. Lo puedes ver en las mesas de los restaurantes de casual dining que ya tienen hasta carritos cocteleros dedicados exclusivamente a la preparación del Gin Tonic. También lo puedes ver en fiestas y reuniones, donde es más común ver a personas llegar con sus botellas de Gin. El Gin Tonic es un trago increíblemente popular, gracias a su facilidad de preparación, pero hoy te vamos a dar los consejos definitivos para hacer el Gin Tonic perfecto.

Más que una receta específica, en esta nota aprenderás sobre los fundamentales que necesitas para hacer un excelente coctel. Desde los vasos, la importancia del hielo, los aromáticos, garnituras y qué tipo de ginebra estás usando. Aquí tienes la guía definitiva:

1. Todo frío

Este es increíblemente el paso más importante para hacer un Gin Tonic perfecto. Si preparas tu coctel con ingredientes a temperatura ambiente, solamente tendrás una carrera contra el tiempo para que no se llene de agua tu coctel por los hielos derretidos. La solución es muy simple:

  • Usa siempre agua tónica refrigerada. Mientras más fría, mejor. A unos 5 grados celsius tienes una temperatura óptima.
  • Si quieres preparar el mejor Gin Tonic, sí o sí tu ginebra va al congelador. Ya que su punto de congelación es relativamente alto (-20ºC), puedes guardar tu botella en el conge sin miedo. Estará lista para hacer cocteles impecables.
  • La copa también va fría. Tienes de dos: o guardas tus copas en el congelador, o la enfrías con ayuda de hielos antes de armar el coctel. Solo recuerda tirar el agua que deje el hielo antes de comenzar a vertir tus ingredientes sobre la copa.

2. Ginebra. La estrella del Gin Tonic

Habiendo dejado el paso más importante para un Gin Tonic perfecto, falta la otra parte esencial de la combinación: la ginebra. Por si no lo sabías, existen distintos perfiles de ginebra, según su tipo de destilación e infusión. Saber los detalles sobre su preparación te ayudará a elegir la mejor opción acorde al tipo de Gin Tonic que quieras preparar. Por ejemplo, no usarías el mismo tipo de ginebra si se te antoja un Gin Tonic con fresas y cítricos que si quieres uno que lleve canela y/o anís.

Lo ideal es que si quieres armar en casa tengas una de cada tipo de perfil o de tus perfiles favoritos, en lugar de tener varias London Dry y no poder variarle mucho a la mezcla de tu Gin Tonic.

London Dry (seca)

En este tipo de ginebras predomina el enebro. Es la expresión más básica y tradicional. Entre algunas de las opciones que puedes elegir están:

Cítrica

Aquí el elemento clave del perfil aromático y de sabor de la ginebra se carga hacia los cítricos. Cáscaras de naranja, limón eureka, mandarinas, y otro tipo de cítricos son los que dan sabor a esta selección de ginebras. Muy buenas para hacer un Gin Tonic fresco y práctico. Remata con piel de cítricos o cítricos cristalizados y listo. O puedes poner alguna rodajita de cítrico fresco.

Algunas opciones son:

Especiada

Sacadas del especiero, las fórmulas de infusión de estas ginebras tienen dejos más picantes, intensos. Son perfiles más complejos. Con estas ginebras puedes prácticamente solo agregar el agua tónica para no intervenir con su caprichosa identidad.

Puedes usar:

Herbal

Tomando elementos del origen de la ginebra como un producto medicinal, las hierbas asumen el control del perfil de sabor del gin. Aquí puedes jugar con las especias para complementar, o algún fruto que equilibre los dejos de amargor y aroma que deja su fórmula.

Nuestras recomendaciones:

Floral/Frutal

El lado más delicado de la ginebra. Las flores y frutas dulces se apoderan de su perfil aromático y de sabor. Son perfectas para tragos más suaves y coloridos a la vez. Aquí entran prácticamente todas las ginebras de color rosa y morado que te encuentres en el mercado. Puedes usar alguna flor como garnitura y agregar fresas para la ginebra rosa, y bayas mixtas para las moradas.

Elige entre:

Relacionado: 10 botellas mexicanas de Gin que debes conocer

3. Elige tu copa

Lo siguiente a contemplar es dónde vas a servir tu Gin Tonic. Olvídate del vasito largo o jaibolero, no es óptimo para el coctel que quieres preparar. Así que te dejamos con dos opciones:

  • Copa de bola: es el recipiente perfecto para tu Gin Tonic, permite albergar hielos grandes y poner algunos frutos o botánicos sin saturar la mezcla. Además, esta cristalería hace magia con los aromas de tu gin, ¡liberará todo su potencial!
  • Old Fashioned: este tipo de vaso solo se recomienda para el caso de la London Dry, pues su base de enebro y perfil seco no exige tanto. Aún así, si puedes usar copa, siempre elígela antes que este vaso.

4. Hielo

Es importantísimo que uses el hielo correcto. Necesitarás hielos grandes y sólidos, no cubitos. ¿La razón? Por nada del mundo quieres que se empiece a aguadar el trago con hielos derretidos, así que consíguete unos moldes para hacer hielos de cubo grande o en bola, son muy fáciles de encontrar y serán de tus mejores aliados para el bar en casa.

5. Agua tónica

Tu tónica debe estar bien fría. Lo importante es servirla sobre la cara interna de la copa para conservar burbujas, o usar una cuchara mezcladora para vertir en la copa. No es necesario que te vayas a las marcas premium, las tónicas tradicionales cumplen muy bien con su función para este trago.

6. Proporción

Aquí tienes tu número mágico: la proporción gin/tónica es 1:4. Es decir, 50 ml. de gin por 200 ml. de tónica. No le juegues al tanteo cuando empieces, apóyate de un medidor de coctelería o usa caballitos, en caso de usar caballitos puedes ajustar a 2 caballitos de gin por 8 de tónica.

Sirve sobre tu copa con hielos y siempre tendrás la mezcla ideal. CADA VEZ QUE LA PREPARES SABRÁ IGUAL DE DELICIOSO TU COCTEL.

7. Aromatizar

No machaques frutas, pues se apoderan del sabor y aroma. Añadir cáscaras frescas de cítricos es un lugar seguro para empezar. Evita saturar de sabores adicionales a tu ginebra, recuerda evaluar el perfil de cada una y leer en la etiqueta qué elemento menciona la marca como predominante, te dará mejor idea de qué usar.

8. Botánicos

Algunos de los más comunes son: cardamomo, anís estrella, canela, flor de azahar, jengibre. Nunca agregues más de dos elementos por copa (contando fruta).

9. ¡A disfrutar del Gin Tonic perfecto!

Usa estos consejos y verás como mejoran muchísimo los Gin Tonic que preparas en casa.

Relacionado: Gin, una deliciosa ‘medicina’ llena de historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.