fbpx

Tequila Honor del Castillo: lleno de tradición tequilera

El tequila ha vivido una revolución en los últimos años. La aparición de los cristalinos y nuevos nombres de productores han traído cambios en el panorama tequilero nacional e internacional. Uno de esos jugadores es el Tequila Honor del Castillo, marca que en el nombre lleva el sello de una de sus creadoras: Kate del Castillo. Aunque no es la única, y te lo contaremos todo acá.

Tequila Honor Del Castillo es un tequila que se produce con orgullo y tradición tequilera en los Altos de Jalisco. La familia Vivanco de Arandas, Jalisco, es la encargada de la producción. Feliciano Vivanco y Asociados son la cuarta generación de agricultores y productores de tequilas de la más alta calidad; los cuales han ganado premios internacionales por su calidad y consistencia.

Una de las características que busca el Tequila Honor es cumplir con un proceso de producción honesto y auténtico, para ofrecer un tequila de vanguardia, pero apegado a la tradición. Su alianza con la familia Vivanco les permite lograr un control absoluto desde el agave hasta el sellado de la botella.

El proceso de producción de Honor

El Tequila Honor se produce de manera artesanal, utilizando sus propios agaves. Posteriormente se madura el agave azul y se cocina con hornos de mampostería. De ahí fermentan el aguamiel con su propia levadura para lograr una fermentación lenta que garantiza aromas y sabores complejos y únicos, un elemento clave en el perfil de estos tequilas.

El proceso continúa con la destilación por medio de alambiques de cobre, y según la variedad, se pasa a añejar a barricas de roble americano de 200 litros, para sellar el carácter que le da el proceso. El resultado: tequilas llenos de calidad, tradición y perfiles que sobrepasan las expectativas.

Las variedades de Tequila Honor del Castillo

  • Afilado Reposado (750 ml.): De sabor completo con tonos de jazmín enriquecidos con notas de roble, chocolate y cacao. También ofrece un ligero toque de vainilla y miel.
  • Blanco Reflexión (750 ml.): Es un tequila suave con un final largo, tiene aromas y sabores de agave, tiene notas de menta, tomillo, vainilla, cítricos y jazmín.
  • Claro Redención (750 ml.): Refrescante, tiene aromas inmediatos de roble, miel y cacao, y un sabor a flores, café, chocolate y un toque de pimienta blanca; es una combinación de dulce.

Sueños y Realidad con Honor

Una de las propuestas actuales que presenta la marca es elevar el trabajo de sus maestros tequileros, así como artesanos que colaboran con Tequila Honor del Castillo. La familia Linares, creadora original de los alebrijes, ha formado parte de esta propuesta, donde buscan darle reconocimiento a su trabajo y mostrar más de lo que nuestro país tiene por ofrecer.

El concepto consiste en la creación de piezas de Alebrijes de edición limitada, ideales para abrazar tu botella favorita de Tequila Honor. Para México, la propuesta es que compres aquí tu propia botella de Honor y luego visites el sitio de alebrijeslinares.com, así te harás de una pieza extremadamente única a la vez que apoyas a artesanos nacionales.

Relacionado: Una vida dedicada al tequila

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.