fbpx

Granadina: un toque mágico de color

Aunque resulte algo extraño, el color de la comida influye en nuestro apetito, ya que la forma en la que percibimos los colores incluye en nuestra apreciación. Es por ello que no es casualidad de que algo rojo nos resulte más atractivo que algo café o de un verde no tan brillante. ¿Acaso no has escuchado a alguien hablar del sabor rojo? Y la Granadina es uno de sus principales representantes en la coctelería.

El color rojo es uno de los colores más intensos del espectro, todo cobra más energía cuando es de color rojo. Se dice que los alimentos de este color son los que más energía aportan. Uno de los pigmentos que les dan a los alimentos este característico color es el licopeno, considerado uno de los antioxidantes más potentes identificados hasta el día de hoy.

En algún momento de nuestra infancia se nos atravesó una azucarada y colorida bebida que nos hacía sentir como todos unos adultos cosmopolitas, y esta era nada más y nada menos que un Shirley Temple. Este mocktail que está inspirado en la actriz infantil del mismo nombre, tiene justamente un característico color rojo, el cual es obtenido gracias a la granadina.

El origen de la Granadina

La granadina originalmente era un jarabe a base de jugo de granada y azúcar, el cual era el responsable de darle color a muchos cocteles. Este jarabe se cree que fue inventado en 1872, y su nombre se le debe a la palabra francesa pomegranate, que es justamente la forma de llamar a la granada en ese idioma.

Con el paso del tiempo este jarabe fue cambiando tal vez por el hecho de que no es posible encontrar esta fruta todo el año, lo que de cierta forma la hace más costosa, es por ello que en algunas recetas, sobre todo de principios de los recetarios de coctelería se pueden ver referencias a otras frutas como arándanos, cerezas, o a base de jugos de cítricos como limón amarillo o naranja añadiéndole un toque de colorante. 

Debido a este cambio, los mejores mixólogos del mundo recomiendan hacer su propio jarabe de granadina, así que como no podemos quedarnos atrás. Te dejamos una receta para que hagas tu propia granadina en casa.

Jarabe de granadina

Ingredientes:

  • 500 ml. de Jugo de granada (de preferencia fresco)
  • 2 tazas de Azúcar blanca refinada
  • 1 cda. de Agua de flor de azahar
  • Ralladura de limón amarillo (solo si el jugo de granada no es fresco)

Elaboración:

  1. En una ollita colocar el jugo y el azúcar, hervir y revolver constantemente hasta lograr una consistencia ligeramente espesa.
  2. Ya que hayamos logrado la consistencia, agregar el agua de azahar y en caso de haber usado jugo de cajita, agregar la ralladura de limón.
  3. Dejar enfriar, y si es el caso, colar. Si deseas que dure un poco más en el refri, puedes agregarle una cucharada de vodka.  Esta preparación puede durarte hasta dos meses.

Si no tienes tiempo de hacer tu propia granadina, recuerda que aquí puedes conseguirla.

Shirley Temple

  • 60 ml. de Refresco de lima-limón
  • 60 ml. de Ginger ale
  • 1 dash de Granadina
  • 1 Cereza
  • 1 Rodaja de naranja
  • Hielo

Elaboración:

  1. En un vaso collins, agregar hielo a ¾ partes, agregar el dash (chorrito) de jarabe de granadina.
  2. Agregar los refrescos de forma suave o con ayuda de una cuchara para coctelería, la idea es que no se mezcle mucho el jarabe con los refrescos para que pueda quedarnos de un color más intenso el fondo del vaso.
  3. Adornar con una cereza y una rodaja de naranja.

Mai Tai

Elaboración:

  1. En un shaker, agregar un poco de hielo, los rones, el amaretto y el jugo de piña. Agitar vigorosamente por al menos 20 segundos.  
  2. En una copa tulipán agregar el jarabe de granadina, seguido por hielos.
  3. Después agregar la mezcla despacio, o con ayuda de una cuchara coctelera, para lograr tener dos tonos. No olvides servir colando el hielo del shaker.

Pinky fizz

Ingredientes:

Elaboración:

  1. En un shaker agregar hielo, el vodka, el jugo de limón y el jarabe de granadina.
  2. Agitar vigorosamente por al menos 20 segundos.
  3. Servir colando en un vaso highball con hielo fresco, rellenar con el agua mineral y decorar con las frambuesas y hojas de menta. 

¿Quieres más? Disfruta de estos cocteles de color rojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.