fbpx

Bushmills: el whiskey de la destilería más antigua del mundo

Conoce todo sobre la destilería más añeja del planeta.

Si hablamos de Whiskey no podemos dejar atrás el legado de Irlanda como la tierra que dio origen a este espectacular destilado. Y hablar de esos orígenes requiere hablar de Bushmills. Hoy te contaremos la historia de esta peculiar destilería.

Los orígenes del whiskey

La documentación histórica coloca alrededor del 8,000 A.C. la época en la que se originó el proceso de destilación, en el oriente de este planeta. La evolución de las rutas comerciales llevó este procedimiento a India y luego hacia Egipto.

Ya en la región africana, fueron los árabes los que comenzaron a perfeccionar las técnicas antiguas de destilación, y es a ellos a quienes les debemos el término alambique (Al-inbïq, el que destila). También a ellos se les atribuye el término Al-kohol, el espíritu.

La lucha por el mediterráneo y la sed de conquista española hizo que los alambiques llegaran a Europa. Y dada la misión de evangelizar el planeta, poco a poco se esparcieron costumbres y técnicas, y así es como llegaron los alambiques a Irlanda.

Se cree que fueron los monjes cristianos los responsables de llevar el whiskey a Irlanda. Foto: IrishCentral

Por ahí del 1405 se dice que fueron unos monjes celtas los que lograron destilar por primera vez la bebida que hoy se conoce como whiskey, palabra de origen gaélico-irlandés “Uisge-Beatha”, que se puede traducir como “Agua de Vida”.

Relacionado: Whisky, whiskey, scotch, bourbon, ¿cómo decirle?

Bushmills: los pioneros del Whiskey Irlandés

Fue hacia finales del siglo XV que una familia irlandesa de destiladores llegó navegando a Escocia y así exportaron sus técnicas de destilación. Dando lugar a un territorio productor de Whiskey y Whisky, gracias a que los escoceses comenzaron a desarrollar sus propios métodos de destilación.

Sin embargo, el dato clave ocurre en 1608, cuando el Rey James I de Inglaterra le da a Sir Thomas Phillips la primera licencia real de la historia para destilar, dando paso a lo que hoy conocemos como la destilería más antigua del mundo: Old Bushmills Distillery, ubicada en situada en Bushmills, Antrim, Irlanda del Norte.

Aunque 1608 es el año clave, fue hasta 1784 que se constituyó oficialmente la Bushmills Old Distillery Company. Los primeros siglos de Bushmills fueron complejos, llegando incluso a correr peligro de cerrar por completo tras un incendio en 1885 que arrasó con la destilería, pero la volvieron a construir muy pronto.

Poco después del incendio, Bushmills comenzó a ganar reconocimiento, con premios como la medalla de oro en la expo de París de 1889. Para épocas de la segunda guerra mundial se paró la producción para servir como refugio para los aliados, pero una bomba destruyó sus oficinas, destruyendo buena parte de su documentación.

La actualidad de Bushmills

Luego de la guerra mundial, las ventas de Bushmills se reanudaron, y las exportaciones crecieron, encontrando auge en las décadas de los 50s y 60s. Además Bushmills fue un elemento notorio en el clásico del cine The Veredict en 1982, cinta que contó con cinco nominaciones al Oscar.

Para 2008, en la celebración de los 400 años de Bushmills, el Banco de Irlanda colocó la imagen de la Old Bushmills Distillery en sus billetes de 20 libras.

Los éxitos siguieron, con la obtención de la medalla de oro en la San Francisco World Spirits Competition con su Black Bush Irish Whiskey. Y hablando de productos, es momento de presentarte todas las variedades de Bushmills:

Bushmills Black Bush:

Premium blend de 80% cebada y 20% maíz. Triplemente destilado y madurado en barricas españolas ex jeréz y americanas ex bourbon. Esta combinación de barricas en el proceso del añejamiento nos otorga un perfil muy frutal con un intenso y profundo carácter, el cual a la vez es equilibrado por una increíble suavidad.

Encuéntralo aquí.

Bushmills 10 Años:

Whiskey irlandés 100% de cebada añejado por un mínimo de 10 años en barricas de jerez y bourbon. Nombrado en 2013 como el mejor whiskey irlandés single malt del mundo por los San Francisco World Spirit Awards. En Bushmills Single Malt 10 podemos encontrar notas de manzana verde, madera tostada, chocolate y frutos maduros. Ideal para disfrutar en las rocas.

Encuéntralo aquí.

Bushmills 16 Años:

Whiskey irlandés single malt madurado en tres distintas barricas. Posterior a los 16 años que pasa madurando en barricas de jeréz y bourbon, se le da un terminado de no más de un año en barrica de Oporto. Esto lo da una personalidad mucho más robusta y un color rojizo intenso. En Bushmills 16 podemos detectar notas a miel, almendras, vainilla y por supuesto, Oporto. Ideal para disfrutarse derecho a temperatura ambiente.

Encuéntralo aquí.

Bushmills 21 Años:

La joya de la familia. Whiskey irlandés triplemente destilado, madurado en barricas de jerez y bourbon por un mínimo de 19 años para después ser mezclado en barricas de roble europeo de Madeira por un periodo de 2 años. El resultado es un whiskey de gran personalidad y cuerpo con un increíble balance en paladar y notas a chocolate amargo, frutos secos, toffee y tabaco. El whiskey perfecto para disfrutar derecho en aquellos momentos únicos en la vida.

Encuéntralo aquí.

*Con información de Bushmills

Relacionado: Whisky, sabor a campo, madera e historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.